Mar Márquez gana tras una remontada espectacular y roza el título en 125 cc

CON TODO EN CONTRA. La carrera se vio interrumpida por la lluvia y en la reanudación el español partió desde la última posición de la parrilla.
EFE
El español Marc Márquez (Derbi) logró ayer una espectacular victoria en el Gran Premio de Portugal de 125 cc que se disputó en Estoril al salir desde la última posición de la formación de salida para sumar su décimo triunfo de la temporada, que le deja a un paso del título mundial. La carrera tuvo que pararse debido a la lluvia y en la reanudación Márquez salió el último y remontó hasta la primera plaza. Marc sólo necesita ocho puntos en el último gran premio de la temporada, en la Comunidad Valenciana, para proclamarse campeón del mundo.

En la primera salida el más rápido fue el británico Bradley Smith (Aprilia), quien se llevó a rebufo a Nico Terol y a Marc Márquez, autor de una espectacular arrancada que le permitió doblegar a casi todos los pilotos que partían por delante de él. Desde la tercera línea de la formación de salida, con el undécimo registro de entrenamientos, Marc Márquez superó a muchos de sus rivales en la apurada de frenada de final de recta y se colocó a rebufo de Terol, quien no tardó demasiado en doblegar a Smith e intentar una cabalgada en solitario camino de un triunfo que le permitiese restar puntos a la ventaja de Márquez en la clasificación provisional del mundial.

No se habían cumplido todavía tres giros de carrera y ya se habían producido numerosas bajas en un gran premio que resultó de lo más accidentado, pues en las dos jornadas de entrenamientos se produjeron 82 percances en todas las cilindradas y en las carreras, la cifra sobrepasó con creces las cien caídas.

En el séptimo giro, la lluvia obligó a suspender temporalmente la carrera. Tan sólo quedaban 18 pilotos en la pista. En la formación de salida de la reanudación, Márquez se fue al suelo. Su moto resultó dañada y tuvo que ser reparada, por lo que se vio obligado a salir desde la última posición.

Pero Márquez protagonizó una espectacular remontada en las nueve vueltas que quedaban y se llevó el triunfo por delante de Nico Terol, el único que puede quitarle el título.