Manzano: "Había tomado por vía intravenosa Oxyglobin y Belda y Labarta lo sabían. Me empecé a encontrar mal... hasta que me desmayé"

Manzano, a su llegada a los juzgados

"En el Tour de 2003 me pidieron que no dijera la verdad porque íbamos a la cárcel", ha asegurado en su declaración.

El exciclista Jesús Manzano, una de las partes de la acusación en el juicio oral de la 'Operación Puerto', ha detallado ampliamente el sistema de dopaje en el equipo Kelme, supuestamente orquestado por Eufemiano Fuentes, Vicente Belda, José Ignacio Labarta y Yolanda Fuentes -cuatro de los cinco imputados en el caso-, y ha recordado su diversos problemas de salud en 2003, como el desfallecimiento que sufrió en el Tour, donde le pidieron que no dijera lo que había consumido porque podían ir "a la cárcel".

  

"Había tomado por vía intravenosa Oxyglobin, una hemoglobina de origen canino, y Belda y Labarta por supuesto que lo sabían. Ataqué con Richard Virenque en una etapa y me empecé a encontrar mal, mal, mal, hasta que me desmayé. En el equipo me pidieron que no dijera lo que había tomado ni me hiciera una analítica porque era Francia e íbamos todos a la cárcel", ha señalado Manzano en su declaración como testigo.

  

Además, el exciclista ha señalado a Eufemiano Fuentes, médico del Kelme en aquella etapa, como el responsable del sistema de dopaje en el equipo. "Llevaba la sangre por España como Pedro su casa", explicó, dejando claro que el médico se trasladaba en plena competición para dopar a los ciclistas.

  

Manzano ha reconocido haberse sometido a varias autotransfusiones de sangre y haber consumido -porque "no quedaba otra, si no lo hacías te ibas a la calle"- diversos tipos de EPO, hormonas femeninas, nandrolona, cortisona o testosterona, entre otros productos.