Mañueco y la oposición, tira y afloja por los metros reales de El Corte Inglés

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, en un acto esta mañana.

La cifra de metros de edificabilidad concedidos a El Corte Inglés enfrenta al alcalde con los grupos de la oposición que ya han frustrado los intentos del alcalde de llevar la solución a este caso por donde le conviene.

La fórmula definitiva para solucionar el embrollo causado en la construcción de El Corte Inglés es objeto de un interesante tira y afloja entre Mañueco y los grupos de la oposición, duelo que de momento gana el bloque PSOE/Ciudadanos/Ganemos frente a la minoría que representa el alcalde. Y es que van ya al menos dos intentos por parte del primer edil para intentar controlar lo que se va a hacer, y otras tantas correcciones por parte de la oposición que por ahora ha logrado llevar el asunto por donde pretende. Por ahora, ya le han enmendado la plana en el permiso de la Junta y lo pueden hacer también en el exceso de edificabilidad.

 

En realidad, aquí lo que se dirime es la responsabilidad sobre los errores cometidos por las anteriores corporaciones del PP que, con algunos ediles comunes en los equipos del anterior y el actual alcalde, diseñaron un planeamiento urbanístico a medida del centro comercial que ha sido anulado punto por punto por la justicia. Fernández Mañueco está intentando reducir los daños políticos de una decisión que ya nadie, ni siquiera él, niega que fue errónea"Ahora lo que tenemos que hacer como nos ha dicho la sentencia del TSJCyL es justificar correctamente el interés público de todos los pasos que se den en el futuro, algo que no se hizo en el pasado", ha dicho. De momento, no está teniendo mucho éxito en sus intentos.

 

 

A VUELTAS CON LOS METROS

 

El último capítulo afecta al cómputo de la edificabilidad concedida a la sociedad de los grandes almacenes. De ello depende que se puedan solicitar o no compensaciones, así que no es un tema cualquiera. Según la oposición, hay un exceso de aprovechamiento sobre lo concedido que ronda los 21.000 metros cuadrados; la teoría del equipo de Gobierno es que no. ¿Dónde está la diferencia?

 

Fernández Mañueco ha asegurado esta semana que los informes técnicos dejan "perfectamente claro que no hay exceso de edificabilidad". El equipo de Gobierno encargó un informe en el que los técnicos municipales negaban ese exceso de edificabilidad, pero al que los tres grupos de la oposición contrapusieron un informe propio también con sello técnico, el del autor del PGOU. La discrepancia estriba en que Fernández Mañueco parte de que el sector que ocupa el centro comercial es suelo consolidado, cuando la justicia ha anulado precisamente el actual planeamiento de este sector con lo que no se puede considerar así. Por eso, la oposición, partiendo de que es suelo no consolidado, habla de ese exceso de edificabilidad.

 

 

Hace semanas que los técnicos de una y otra partes están revisando punto por punto todos los permisos y documentos para calcular ese exceso de edificabilidad, y si se hace sobre la base de suelo consolidado, rondará entre los 15.000 y los 20.000 metros de exceso. Además, el día 8 de abril los grupos de la oposición presentaron un escrito para que los técnicos municipales hagan el informe sobre medición de lo realmente edificado en el centro comercial y lo computable con arreglo a la actual normativa urbanística, que una vez anulado el planeamiento del sector es el anterior PGOU... que considera el suelo no consolidado.

 

 

INTENTO DE VARIAR EL PERMISO DE LA JUNTA

 

El otro asunto es la moratoria concedida por la Junta, en la que la administración regional le ha 'parado los pies' a Mañueco. La Orden de la Junta publicada en el BOCYL del día 15 de abril no atiende a las alegaciones presentadas por el alcalde ante la consejería de Fomento y en su contenido reconoce la existencia de un planeamiento anterior de referencia al anulado por las sentencias, lo que sitúa el punto de partida en el suelo no consolidado.

 

El alcalde había presentado una alegación para la supresión de este apartado de la orden, pero la Junta no la ha tenido en cuenta y ha dictado la orden en el sentido planteado por la moción aprobada por los tres grupos de la oposición en el último pleno. Por iniciativa de Ganemos, PSOE y Ciudadanos han apoyado una moción que obligará a Fernández Mañueco a llevar al pleno los próximos trámites ante la Junta para arreglar el desaguisado de El Corte Inglés.

 

El PP defendía que esto es competencia del alcalde y que está respaldado por un informe, sin embargo la oposición no está de acuerdo y ha impuesto su mayoría en el pleno y tendrá la ventaja para sacar adelante todas las medidas que se tomen sin tener que someterse al alcalde.

Noticias relacionadas