Mañueco, un año desterrado a la minoría

Fernández Mañueco, en su comparecencia la noche electoral.

Tal día como hoy hace un año el PP cosechaba el peor resultado de su historia en Salamanca. Fernández Mañueco se dejaba casi 12.000 votos y seis concejales por el camino y tenía que aceptar ser alcalde en minoría.

La noche del 24 de mayo de 2015 fue una de las más aciagas de la trayectoria de Alfonso Fernández Mañueco. Acostumbrado a las mayorías absolutas holgadas, las que disfrutó siempre en Diputación, Junta o su primera legislatura en el Ayuntamiento, el alcalde se vio empujado a una situación desconocida y en la que, a día de hoy, todavía no se le ve en absoluto cómodo.

 

El varapalo fue importante. Mañueco llegó a la alcaldía avalado por 40.340 votos en 2011, el 52,93% del electorado. Procedente de la Junta, aprovechó sus últimos meses en la consejería para lanzar su carrera y además se benefició del impulso que traía su partido. Por un lado, de las cuatro mayorías absolutas que había conseguido Julián Lanzarote con anterioridad y, por otro, del histórico resultado que el PP consiguió en las generales aquel 2011, con 128.887 votos en Salamanca, su tope.

 

Sin embargo, acabado el día 24 de mayo de 2015 el balance de la primera legislatura de su total autoría era muy diferente: 13.000 votos menos (de 40.340 a 28.673), casi 14 puntos porcentuales del electorado (del 53% a menos del 40) y seis concejales. Minoría y, aquella noche, a expensas de una posible alianza que dejara al PP sin la alcaldía por primera vez en 20 años.

 

“El Partido Popular ha ganado las elecciones en España, Castilla y León y Salamanca. Los votantes cuando hablan nunca se equivocan y han dejado un mensaje claro de pluralidad y que hagamos esfuerzo de diálogo”, señalaba en primer lugar, un diagnóstico en el que no admitía la derrota y confundía el mensaje del electorado.  

 

“Los ciudadanos nos están diciendo que gobernemos como hasta ahora, entre todos, que gobernemos para todos y que dejemos dentro de cuatro años una Salamanca mejor y es lo que vamos a hacer. El Partido Popular ha conseguido cerca 40 por ciento de los votos y 12 concejales, esto es un mensaje rotundo para que gobernemos desde el ayuntamiento y también gobernaremos con la mano tendida, que espero que acepten todas las fuerzas políticas”, aseguró con cara de circunstancias. 

 

 

Alfonso Fernández Mañueco (Foto: Chema Díez)

 

“El Partido Popular gana, ganamos además con claridad y nos piden que gobernemos desde la pluralidad, el diálogo y en los últimos cuatro años se ha gobernado de esa manera”, añadió. Un año después de aquello, y como le ha recordado el portavoz del PSOE, José Luis Mateos, el diálogo no es más que una pose y Fernández Mañueco ha hecho lo posible no por respetar la pluralidad, sino por gobernar al margen de ella: se ha saltado numerosos acuerdos de pleno y sigue insistiendo en ejercer por decreto.