Mañueco tirará de decreto para aprobar el gasto de 600.000 euros extra en el parque de Garrido

El alcalde sortea su situación de minoría aferrándose a sus competencias exclusivas y decidirá unilateralmente licitar de nuevo la obra del parque para asumir el sobrecoste. Desestima el empate en la comisión que ha impedido dictaminar este asunto.

"El alcalde soy yo". Con esta frase tajante Alfonso Fernández Mañueco se reivindicó al principio de su primer mandato como alcalde en minoría, aunque en realidad la frase ocultaba la estrategia que después se ha visto: sortear su minoría en el pleno aprovechando las amplias competencias que tiene como alcalde para dejar en el cajón lo que le molesta y sacar adelante lo que los grupos de la oposición no quiere. Esta es la táctica que va a volver a aplicar en el caso del parque de Garrido, en el que se gastará 600.000 euros extra a pesar de la negativa de la oposición.

 

Así lo puso de manifiesto en la última junta de portavoces. "El alcalde ha dejado muy claro que la decisión era competencia suya y que no había nada que hablar", ha desvelado el concejal Gabriel Risco, de Ganemos, sobre la decisión que espera con respecto al polémico proyecto del parque, un sobrecoste que asumirán las arcas municipales a pesar de que la empresa que hace el parking subterráneo se ha ofrecido a terminar el parque como quiere el Ayuntamiento y sin coste.

 

El decreto, competencia del alcalde pero que firmará el primer teniente de alcalde y concejal de Fomento, Carlos García Carbayo, es la respuesta de Mañueco a la postura contraria de la oposición. En la comisión informativa de Contratación del martes, PSOE y Ganemos votaron en contra de licitar de nuevo el contrato del parque con su gasto extra; Ciudadanos se abstuvo; y el PP votó a favor. Resultado: empate. El asunto quedó como no dictaminado, pero puso de manifiesto la escasez de apoyo a esta decisión.

 

De haber sido un asunto que tuviera que aprovarse en pleno, no habría podido ir porque todo lo que va a ese órgano tiene que llegar dictaminado por la comisión correspondiente. Pero se trata de una competencia del alcalde que se va a apresurar a ejercer para gastar esos 600.000 euros adicionales que saldrán de las arcas municipales. Y eso a pesar de que podría ser gratis.

 

El adjudicatario actual de las obras del aparcamiento, que debía ejecutar el proyecto de la urbanización de la plaza hasta un importe de 643.299,03 euros, ha confirmado en su escrito de alegaciones a la modificación del contrato manifestó que “se compromete a finalizar toda la obra  civil del Parque de Garrido, sin que ello suponga ningún coste para el Ayuntamiento” . Por este motivo, PSOE y Ganemos han pedido que se le ofrezca a la adjudicataria actual, Santher, que se ratifique en esa manifestación y se confirme si está dispuesta a llevar a cabo el nuevo proyecto sin coste para el Ayuntamiento.