Mañueco se salta las reglas y visita una obra el mismo día que arranca la prohibición

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, durante su visita a las obras del parque de La Alamedilla. Foto: Alba Villar

El alcalde tiene previsto visitar esta mañana las obras de la ciudad deportiva de La Aldehuela, todavía no terminada y promesa electoral hace cuatro años. Según la normativa, no están permitidas inauguraciones o actos vinculados a obras a partir de la convocatoria de las elecciones, que es oficial desde hoy mismo.

La publicación esta mañana en el BOE de la convocatoria oficial de las elecciones municipales tendría que haber supuesto el fin de los 'cortes de cinta', actos en los que la institución de turno hace gala de sus logros y que, de manera más o menos descarada, constituyen acciones electorales. Este es el motivo por el que ministros, consejeros autonómicos, presidentes de diputación, alcaldes y el propio Rajoy (este lunes tuvo tres actos) se han afanado en las últimas semanas por inaugurar obras en ejecución, proyectos ya conocidos o nuevas infraestructuras, actos para los que el plazo permitido terminó este lunes.

 

Detrás de esta fecha límite está también la frenética carrera de actos de estreno de Fernández Mañueco en las últimas semanas, algunas de ellas en obras como las del parque del arroyo del Zurguén o el parque de La Alamedilla, que están sin terminar. Una carrera que tendría que haber acabado este lunes. Sin embargo, tal y como adelantó ayer mismo, el alcalde de Salamanca ha convocado para hoy, a las 11.00 horas, una visita que entra en conflicto con la prohibición legal sobre inauguraciones o visitas a obras. Una decisión que supone saltarse la normativa.

 

 

PROHÍBIDO INAUGURAR OBRAS O VISITARLAS

 

Según la Ley Orgánica de Régimen Electoral General, no están permitidos este tipo de actos desde el momento en que se convocan oficialmente las elecciones, municipales en este caso. Esta prohibición afecta tanto a las inauguraciones como a las visitas y la veda ha arrancado esta misma mañana con la publicación en el BOE del Real Decreto de convocatoria, que fue expedido este lunes y que, según decisión del Consejo de Ministros del pasado viernes, entra en vigor el mismo día de su publicación, hoy, día 31 de marzo. 

 

La prohibición expresa está recogida en el artículo 50 de la citada ley, con el que se pone coto precisamente a la costumbre de las inauguraciones en período electoral. "Desde la convocatoria de las elecciones y hasta la celebración de las mismas queda prohibido cualquier acto organizado o financiado, directa o indirectamente, por los poderes públicos que contenga alusiones a las realizaciones o a los logros obtenidos, o que utilice imágenes o expresiones coincidentes o similares a las utilizadas en sus propias campañas por alguna de las entidades políticas concurrentes a las elecciones", asegura en el segundo punto. Una prohibición que se concreta todavía más en el 50.3: "durante el mismo período queda prohibido realizar cualquier acto de inauguración de obras o servicios públicos o proyectos de éstos, cualquiera que sea la denominación utilizada, sin perjuicio de que dichas obras o servicios puedan entrar en funcionamiento en dicho periodo".

 

 

CARRUSEL DE INAUGURACIONES

 

Esta prohibición se desarrolló en 2011 con una instrucción de la Junta Electoral Central para evitar el carrusel de estrenos de obras que se producía en cada campaña , cuando en muchas ocasiones se dejaban para fechas electorales la inauguración de obras terminadas o la visita a actuaciones en ejecución. El objetivo no disimulado es hacerse la foto que permita la vinculación del candidato con el votante. Sin embargo, el Ayuntamiento de Salamanca tiene la siguiente previsión en su programa del día: "El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, visita las obras que el Ayuntamiento está ejecutando en la Ciudad Deportiva de la Aldehuela". La convocatoria está fijada a las 11.00 horas y tiene el rango de acto de la agenda oficial del Ayuntamiento. 

 

A tenor de la convocatoria, el acto está organizado por el Ayuntamiento de Salamanca, contiene alusión a una realización de obra y coincide con una de las promesas electorales de Fernández Mañueco para esta legislatura, la de rehabilitar la ciudad deportiva de La Aldehuela que, por otra parte, lleva años cerrada por las decisiones de gestión en la contratación de las obras y no está en condiciones de ser reabierta. Y aunque se trate de una visita y no de una inauguración, la normativa especifica que estos actos están prohibidos "cualquiera que sea la denominación utilizada". Prohibición que afecta a obras y proyectos y que solo quedaría al margen si afectara a la conclusión de una obra pública o la puesta en marcha de un servicio público, siempre y cuando no contenga "connotaciones electoralistas ni alusiones a las realizaciones o los logros obtenidos".

 

 

EL PSOE, DISPUESTO A DENUNCIAR

 

Aparentemente, la sola convocatoria desborda las limitaciones establecidas, lo que se podría reforzar con el contenido de la visita, en la que presumiblemente se informará de las características del proyecto. Así que es de esperar la respuesta inmediata del PSOE. El partido en la oposición ya anunció hace unos días que denunciaría ante la junta electoral cualquier acto público en una obra por parte del alcalde que se produjera a partir del día 31 de marzo.