Mañueco se escuda en los responsables de personal tras saberse nulas las sanciones a los bomberos

El alcalde, que en su día consideró que la protesta de los bomberos no se había producido en el lugar adecuado, se ciñe al respeto a las sentencias que anulan las sanciones y atribuye la iniciativa de los expedientes a los responsables de personal.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, se ha escudado en los responsables de personal para derivar su responsabilidad en las sanciones a 16 bomberos impuestas hace cerca de dos años y que ahora se han declarado nulas y contrarias a la libertad de expresión. Así lo ha valorado hoy en una declaraciones públicas en un acto en el que daba a conocer la celebración del día del libro. 

 

"Lo único que tengo que decir es respeto absoluto a la administración de justicia En aquel momento pensábamos... se presentó ante el sevicio de personal abrir un expediente. Ahora los tribunales de justicia dicen que no y respeto y punto", ha asegurado.

 

En su día explicó su argumento para justificar los expedientes en que “no fue el momento más adecuado” y que “aunque hay libertad de expresión, un derecho constitucional, los bomberos interrumpieron un acto institucional”. La reacción de Fernández Mañueco fue ordenar que se expedientara a 16 de los bomberos que protestaron, decisión de que la que derivaron dos sanciones de 15 días de suspensión de empleo y sueldo para cada uno.

 

En las sentencias judiciales se pone de manifiesto que los informes correspondientes en los que se apoyó la propuesta de expediente fueron elaborados por los responsables de personal del Ayuntamiento de Salamanca. En el caso se han apoyado en las declaraciones del jefe del servicio de extinción de incendios y en las del jefe de la Policía Local. Sin embargo, los jueces han acabado dando la razón a los expedientados, a los que habrá que devolver el mes de empleo y sueldo.

Noticias relacionadas