Mañueco recurrió a tres decretos de alcaldía para dar licencias al McDonald's

El nuevo McDonald`s.

Ignoró un informe técnico municipal que pedía la paralización de la obra y utiliza un sistema reservado a cuestiones de urgencia o interés general. El equipo de Gobierno presenta ahora un informe 'maquillado' con todos los permisos en regla pese a que el recinto no solicitó a tiempo licencia de actividad y apertura.

Veinte días después de su apertura, por vía de decreto, saltándose todos los plazos y procedimientos y con sanciones mínimas. Así pretende el equipo de Gobierno de Fernández Mañueco dar carpetazo a la polémica por las licencias del nuevo restaurante McDonald's merced al informe que ha entregado, casi tres semanas después de que saltara la noticia, en la comisión de Fomento. El documento, de unos 60 folios, presenta un panorama en el que todas las licencias están concedidas a tiempo y que 'maquilla' una tramitación que se ha saltado todos los plazos y procedimientos.

 

Lo más llamativo es que se ha recurrido a los decretos de alcaldía para resolver las licencias clave. El quinto teniente de alcalde y concejal de Fomento, Carlos Manuel García Carbayo, tiene delegada esta facultad del alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, y la utilizó por tres veces para facilitar la obtención de las licencias al promotor del nuevo restaurante McDonald's. Así lo ha desvelado el concejal socialista Joaquín Corona, con fechas del informe que ha entregado el equipo de Gobierno en la comisión de Fomento celebrada este mismo jueves. 

 

García Carbayo y Alfonso Fernández Mañueco.

 

Los decretos de alcaldía, de los que el Ayuntamiento no da publicidad alguna, se emplean para cuestiones de urgencia o de interés general, y el grupo municipal socialista considera que su uso debe ser excepcional. "El 99% de las licencias de obra deben pasar por la comisión correspondiente", ha asegurado Corona. Se da el caso de que estas licencias no han pasado en ningún momento por comisión, ocultándose a la oposición su trámite, y que el Ayuntamiento tampoco publica los decretos de alcaldía.

 

El Ayuntamiento ha recurrido a los decretos de alcaldía con fecha del 13 de noviembre de 2013 para conceder la segregación de la parcela donde se ha asentado el nuevo restaurante McDonald's; curiosamente, el convenio urbanístico por el que esa parcela pasaba a ser urbanizable estuvo en exposición pública hasta el día 29 de diciembre, con lo que no es legal haber realizado obras en este solar hasta esa fecha. La apertura del restaurante se produjo el día 20 de diciembre.

 

El segundo decreto de alcaldía empleado para este caso tiene fecha del día 3 de diciembre de 2013, por el que se concede licencia urbanística para el edificio de restaurante del complejo; por entonces, ya existía una denuncia de un particular, de fecha 20 de noviembre, que ponía de manifiesto que se habían iniciado las obras sin licencia ambiental ni urbanística.

 

Y el tercer decreto, según ha desvelado el grupo municipal socialista, es de fecha 20 de diciembre de 2013, para conceder licencia urbanística al segundo edificio del complejo, el denominado 'gym club' y que es una zona de juegos infantiles. La licencia, según el informe que da por bueno el Ayuntamiento, se concedió por tanto el mismo día de apertura al público. Sin embargo, en esa fecha ni el restaurante ni el edificio de juegos infantiles había solicitado la licencia de apertura, preceptiva para iniciar la actividad y haber permitido la entrada de clientes; así lo pudo confirmar en su día este medio de fuentes de la administración local. El complejo abrió con toda normalidad ese día desde las ocho de la mañana.

 

El Ayuntamiento incurre ahora en una contradicción al anunciar el inicio de un expediente sancionador "por haber iniciado las obras de las nuevas instalaciones sin tener la correspondiente licencia urbanística, ni para el edificio de venta de comida rápida ni para el destinado al bar y a la zona de juegos infantiles" como reza en una nota de prensa difundida este jueves. Lo que ahora pretende sancionar el Ayuntamiento no fue impedimento para que el quinto teniente de alcalde utilizara la facultad que le delegó el alcalde para tramitar por decreto de alcaldía estas licencias. La multa, todavía por determinar, será de entre 1.000 y 10.000 euros.

 

EXISTEN INFORMES CONTRARIOS DE LOS TÉCNICOS MUNICIPALES

 

El Ayuntamiento ha recurrido, como se ha relatado, al uso de tres decretos de alcaldía para facilitar el trámite de las licencias a este establecimiento, en una decisión poco frecuente porque este recurso debe quedar para casos excepcionales y lo normal es que las licencias pasen por comisión para su aprobación, cosa que no ha ocurrido. Pero además, el Ayuntamiento ha saltado por encima de informes contrarios y de una petición de paralización de obras.

 

Según el informe que ha desvelado el grupo municipal socialista, el 14 de octubre de 2013 se produce una resolución de técnicos municipales para que se paralicen las obras de construcción del nuevo McDonald's. Según ha denunciado el concejal Corona, esta orden se ignora y, de hecho, no se ha dado por cerrado este capítulo, a pesar de lo cual el Ayuntamiento da por buena la tramitación de licencias. Esta resolución de los técnicos debería haber derivado en el precinto de las obras y su paralización, que es lo que pidieron los dos particulares que denunciaron la situación.

 

TRIBUNA de Salamanca tiene constancia de la existencia de informes con reparo de técnicos de urbanismo y del servicio jurídico en contra de la concesión de licencias. En su día, se solicitaron al promotor cambios en el proyecto para tramitar la licencia urbanística del edificio del restaurante; y este medio puede asegurar que, a día 20 de diciembre, el segundo edificio no había cumplido ante los servicios municipales correspondientes con los trámites de obtener licencia ambiental ni urbanística.

 

En la documentación que el equipo de Gobierno ha entregado en la comisión de Fomento se refiere también un nuevo informe técnico de paralización de obra con fecha del 16 de diciembre, cuatro días antes de que se conceda por decreto de alcaldía la última licencia urbanística. Sin embargo, nada se dice de las licencias de apertura, las que sirven para la comunicación del inicio de actividad y que son preceptivas, y de las que también carecía el establecimiento. El Ayuntamiento no pidió un informe de la Policía Local hasta el mismo día de la apertura y a petición de los técnicos, y la visita de los agentes de la policía administrativa fue a posteriori. Ahora el Ayuntamiento anuncia que hay un expediente con una propuesta para multar al promotor con 2.001 euros por abrir sin licencia de inicio de actividad.

Noticias relacionadas