Mañueco recuerda que la salida de nuevos documentos del CDMH tendrá que ser aprobada por el Patronato

Señala, sobre posibles nuevos envíos, que “no es lo que decida el Gobierno de la Generalitat, es lo que decida el Patronato”

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha recordado que la legalidad contempla que la salida de nuevos documentos del Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH) tendrá que ir precedida de una aprobación por parte del Patronato de este archivo con sede en Salamanca.

 

Sobre el anuncio de posibles nuevos traslados de legajos desde el centro, Fernández Mañueco ha destacado que  “no es lo que decida el Gobierno de la Generalitat, es lo que decida el Patronato”, del que él forma parte como regidor municipal de la ciudad salmantina.

 

Por el momento, Fernández Mañueco ha señalado que desconoce que se haya convocado una reunión del Patronato para tratar este asunto y que la última que se efectuó se remonta a la anterior legislatura del Gobierno de España, cuando era presidente del Ejecutivo José Luis Rodríguez Zapatero.

 

Desde entonces, no se han dado nuevas convocatorias. No obstante, ha reconocido que los miembros de este órgano tendrán que “someter” sus decisiones de aprobación o rechazo de nuevas salidas a la legislación vigente y a la sentencia al respecto del Tribunal Constitucional.

 

En esta línea, el alcalde salmantino ha subrayado que los patronos del CDMH son conscientes de que “hay documentación que tendrá que salir” y “hay documentos que están en poder de la Generalitat que tienen que volver”.

 

“Se tendrá que reunir el Patronato para decidir qué es lo que se tendrá que ir y lo que tiene que volver” y las decisiones estarán vinculadas a lo que decidan los tribunales sobre los traslados, por lo que hay procedimientos abiertos como el del investigador Policarpo Sánchez, ha puntualizado el primer edil de Salamanca.

 

En el caso de la causa abierta por la denuncia de Policarpo Sánchez,  el investigador defiende el regreso de documentos que salieron “indebidamente” de Salamanca y otros que lo hicieron sin su digitalización correspondiente como marca la normativa estatal.