Mañueco reconoce su relación con el director del área de Fomento de la Diputación: es su amigo y va a seguir siéndolo

Mañueco, en el centro, antes de la clausura del encuentro de NNGG en Salamanca (Foto: T.G.).

El alcalde de Salamanca ha confirmado su vínculo con uno de los implicados en la trama de contratos irregulares de la Diputación Provincial.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha reconocido su relación con uno de los implicados en la trama de contrataciones irregulares en la Diputación Provincial, Manuel Borrego. Lo ha hecho antes del acto de clausura del “Laboratorio de regeneración democrática” de Nuevas Generaciones de Castilla y León, que se ha celebrado durante este fin de semana en Salamanca.

 

Mañueco ha explicado que el director del área de fomento de la Diputación de Salamanca, Manuel Borrego, “es mi amigo, no mi colaborador ni mi subordinado. Va a seguir siendo mi amigo, no es mi socio”. No obstante, el alcalde de Salamanca ha marcado distancias dentro de esta “relación” y ha declarado: “No respondo de los hechos que él haya podido realizar, respondo de mi amistad con él.”

 

El regidor salmantino ha confirmado, de esta forma, su relación con Borrego, cuya carrera en la Diputación de Salamanca, ocupando un puesto de libre designación, ha estado estrechamente ligada a la figura de Mañueco.

 

Además, el alcalde de Salamanca se ha defendido argumentando que “respaldando la actuación del presidente de la Diputación” de enviar documentos a la Fiscalía “se podría interpretar como lo contrario a un trato de favor a un amigo”.

 

 

PRESUNTOS INOCENTES

Fernández Mañueco ha ido más allá y ha solicitado a los medios de comunicación que hagan “una apuesta clara por la presunción de inocencia de todas las personas que puedan estar implicadas” en la trama. También ha asegurado respaldar “todas las decisiones que ha adoptado el presidente de la Diputación”, cuya actitud ha calificado de “máxima transparencia”.