Mañueco presume de transparencia con alabanzas a los contratos más opacos

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, en la presentación del plan de regeneración urbana.

El equipo de Gobierno destaca como medida de transparencia que los contratos negociados sin publicidad son los más rápidos, pese a que los tiene 'vetados' por la oposición por ser un procedimiento sospechoso.

El equipo de Gobierno que dirige Fernández Mañueco ha llevado a cabo una curiosa defensa de los contratos negociados sin publicidad, un sistema sobre el que siempre hay sospechas. Se trata de un procedimiento restringido por el que el Ayuntamiento ha adjudicado muchos contratos con el solo requisito de invitar a tres empresas, y eso a pesar de que los grupos de la oposición han 'vetado' este tipo de contratos que se han reducido a la mínima expresión. De hecho, el pasado 2015 sólo se hicieron cinco contratos por este procedimiento.

 

En una nota de prensa del Ayuntamiento, se asegura que "como se comprometió el alcalde en su programa de Gobierno, el Consistorio funciona con seriedad, rigor y transparencia. Prueba de ello es este informe, donde el interventor ha analizado, entre otras cuestiones, la contratación de obras o la concesión de ayudas sociales".

 

 

El interventor, según la nota, señala en ese informe "que el procedimiento de adjudicación más rápido es el negociado sin publicidad, que, por otro lado, es el más utilizado por la administración local,  con un plazo de 27,38 días desde la apertura de las proposiciones hasta la adjudicación, mientras que el más lento es el procedimiento abierto, con 118,2 días". Los datos se refieren a 2014, no a 2015,, ya que el equipo de Gobierno lleva bastante retraso en esta dación de cuentas a pesar de las declaraciones de transparencia.

 

Y continúa de la siguiente manera: "Once empresas diferentes, según apunta el interventor, acometieron las 16 obras adjudicadas por procedimiento de negociado sin publicidad, por lo que la diversificación fue alta. Teniendo en cuenta el conjunto de las obras,  añade el informe, los 38 contratos por diferentes procedimientos se adjudicaron a 19 empresas diferentes".

 

El contenido de este comunicado pretende atribuir condiciones de transparencia a un tipo de contratación que siempre siembra sospechas por su funcionamiento. La administración puede elegir discrecionalmente, y sin dar explicación alguna, a qué empresas invita a los concursos negociados sin publicidad, algo que restringe de manera importante la libre concurrencia y la transparencia.