Mañueco otorga 'a dedo' 30.000 euros de subvención a la asociación clave de su 'nueva' patronal

Alfonso Fernández Mañueco, alcalde de Salamanca, y Alain Saldaña, presidente de la asociación de hostelería. Foto: F. Oliva

La sociedad de turismo, controlada por el PP, aprueba una ayuda de 30.000 euros con la que la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca podrá pagar gastos y salarios de su personal. Un paso más en la colaboración entre la entidad y el consistorio.

El equipo de Gobierno municipal ha decidido conceder de manera directa y 'a dedo' una importante subvención a la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca, pieza fundamental de la 'nueva' patronal a la que el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, ha impulsado con ahínco en los últimos meses. Una asociación que ahora vería como el PP recurre al dinero público para compensar estos desvelos bajo la apariencia de un convenio de colaboración que permitiría a la asociación financiar muchos de sus gastos.

 

La decisión se ha tomado a través de la Sociedad Municipal de Promoción Económica y Turismo, controlada por el equipo de Gobierno del PP y que comanda el concejal del área, Julio López, en una reunión que ha generado controversia entre los integrantes de su patronato. Uno de los 24 puntos que se han tratado este lunes era la concesión de una subvención a la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca, presidida por Alain Saldaña; la ayuda ha salido adelante con los votos del PP. Se trata de una subvención nominal de 30.000 euros, concedida de forma directa y que tiene como objetivo pagar la colaboración de esta asociación para organizar la programación del Palacio de Congresos.

 

La clave es que la citada asociación podrá gastar ese dinero en coste de personal ya que es uno de los gastos justificables según los términos del convenio, y en contra de lo que suele ser habitual; también servirá para que puedan acudir a ferias y eventos como asesores de la sociedad de turismo. En la última comparecencia pública de la nueva patronal, hace muchas semanas, intervino Cristina Ruiz Sagarduy, que se presentó como técnico de la asociación, aunque es conocida como gerente de la asociación de hostelería. 

 

Así que podrá servir, en parte, para pagar los sueldos del personal que trabaja para esta asociación y otros gastos de una organización que se ha manifestado como clave para sacar adelante la 'nueva' patronal.

 

Alain Saldaña (tercero por la izquierda), en el último acto de la nueva patronal.

 

Y es que la asociación de hostelería es una de las fundadoras de la pretendida nueva confederación, una entidad que carece de personal o sede propias y que ha sido constituída con una aportación de 500 euros por sus socios, y que pese a ello pretende equipararse en servicios a la histórica confederación, Confaes. A pesar de todo, ha contado desde el primer día con los favores del alcalde Fernández Mañueco, que en los últimos meses se ha ocupado de intentar meterla en el diálogo social, sin éxito; en el Consejo de Ciudad, de donde se expulsó a Confaes sin que la 'nueva' haya podido acreditar su solvencia, lo que ha frenado su entrada; y en todos los foros donde ha tenido ocasión.

 

Esta asociación es una de las colaboradoras 'de cabecera' del Ayuntamiento de Salamanca, que gestiona a través de ella la promoción y presencia de la ciudad en eventos como Madrid Fusión o la feria de día de septiembre. Ahora solidifican su vínculo con esta nueva subvención que reforzará la estructura de la asociación en su aventura de la patronal paralela.