Mañueco no da más explicaciones y tacha de "mentira" la acusación de financiación ilegal del PP salmantino

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, en un acto público.

El actual alcalde, secretario provincial del PP en 1999, califica de "mentira" las alusiones de Tudanca a los documentos que revelan presuntos pagos de empresas al PP para pagar la campaña de 1999. Y una semana después, remite al comunicado en el que el partido negaba un documento que el autor ha confirmado es de su autoría.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha calificado ha calificado de mentira las palabras dichas esta misma mañana por el secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, en las que ha asegurado que el PP ha hecho trampa y no ha explicado suficientemente el caso de los 'papeles' que desvelan la presunta financiación ilegal del partido en Salamanca para las municipales y autonómicas de 1999. Un asunto en el que se ha limitado a asegurar que no hay mejor comisión de investigación que la justicia, donde los socialistas salmantinos han llevado el caso, y en q

 

"Esta tierra es una tierra de gente seria. Esta tierra es una tierra de gente que quiere políticos serios, que tengan ideas, que tengan un proyecto político. Y desde luego el señor Tudanca no está a la altura ni de los ciudadanos de esta tierra ni de la propia tierra, ni de la actividad poítica", ha respondido a preguntas de los periodistas sobre las valoraciones hechas esta mañana por Tudanca en Salamanca.

 

Acto seguido, y dentro de la misma pregunta sobre la financiación ilegal y los contratos de la Diputación, Fernández Mañueco ha asegurado que "una mentira se puede repetir mil veces, pero sigue siendo mentira, y un proyecto político se tiene que basar en ideas, no se puede basar permanente en mentiras, en descalificaciones y en insultos, y el señor Tudanca está basando única y exclusivamente su proyecto político en mentiras, descalificaciones e insultos". Algo que contrasta con el hecho de que el autor de los 'papeles' del PP salmantino, Fernando Rodríguez, haya reconocido su autoría y las anotaciones, cuando él era secretario de acción electoral del PP para aquellas elecciones; y cuando el PP en la Diputación de Salamanca también ve indicios de contrataciones irregulares.

 

Fernández Mañueco ha segurado que "el cariño y el voto de los ciudadanos de Salamanca y de Castilla y León ni se compra ni se vende, simplemetne se gana su confianza convenciendo con ideas, con proyectos y con la gestión que cada uno tenemos detrás", y ha pedido a Luis Tudanca "reflexionar muy seriamente sobre cual es su camino que le conduce a las elecciones municipales autonómicas porque el camino que le conduce es un camino erróneo y equivocado".

 

Al ser preguntado de nuevo sobre en cuáles de sus denuncias sobre la financiación ilegal y la contratación irregular ha mentido Tudanca, ha asegurado que "ha mentido en muchas cosas, ha mentido en muchas cosas, pero me van a permitir que en eso no sea más explícito, sino que ha mentido y ha insultado desde que era precandidato". Acto seguido ha asegurado que "no voy a entrar ni dar más explicaciones" y ha llamado a los periodistas a encontrar la mentira y la descalificación en las palabras de Tudanca.

 

Después, y preguntado sobre la comisión de investigación que el PSOE propondrá en Cortes y las explicaciones que le solictan varios grupos políticos, ha dicho: "Qué mejor comisión de investigación que este asunto esté, como ha hecho el PSOE, residenciado ya en la administración de justicia. A partir de ahí, no tenemos nada más que decir".

 

Y ha zanjado el asunto: "Me van a permitir que, a partir de este punto, me remita al comunicado que se emitió por parte del PP de Salamanca". Una nota que data de hace más de una semana, y en el que el PP salmantino aseguraba que sus cuentas estaban auditadas y que que "los documentos a los que hace referencia no reflejan en absoluto las cuentas de la campaña realizada por el PP con motivo de las elecciones municipales y autonómicas de 1999". En ningún caso negó la veracidad del documento, cuya autoría ha reconocido el propio Fernando Rodríguez, responsable electoral del PP en aquellos comicios.