Mañueco no cree necesario consultar a Unesco el proyecto de la plaza de Los Bandos

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco. Foto: De la Peña

El alcalde sostiene que en el pasado la Unesco amenazó con retirar el título de Ciudad Patrimonio por la actuación en el subsuelo, pero que la remodelación de la plaza no se ve afectada. Y no comunicará nada al organismo: "Habrá colectivos de la ciudad que no tardarán en informarles".

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, parece dispuesto a tener su propio capítulo en la larga historia de controversias entre la ciudad y la Unesco a cuenta de los proyectos en la plaza de Los Bandos. Si hace unos años hubo que renunciar al parking subterráneo impulsado por su predecesor, el actual primer edil está convencido de que puede arriesgarse con una remodelación completa de la plaza que está generando muchas críticas.

 

De momento, Fernández Mañueco no considera necesario consultar a la Unesco sobre este proyecto que ha presentado ya oficialmente, pero que según sus propias palabras se consultará a colectivos en los próximos meses; no obstante, el diseño aprobado lleva el aval de la academia de Bellas Artes de San Fernando, como destacó el alcalde, y parece muy definitivo como para admitir cambios. La plaza cambiará de aspecto de manera importante aunque mantiene materiales, pero no va a conservar su imagen histórica.

 

Dados los antecedentes con la plaza, este medio ha preguntado al alcalde si tiene intención de remitir los detalles a la Unesco y consultarle su opinión. La respuesta, que lo que se va a hacer es una actuación que no afecta al subsuelo, sino que va en superficie. Este es el argumento para no considerar una consulta a la Unesco y sus organismos que velan por la conservación del patrimonio mundial.

 

El proyecto del parking de Los Bandos nació en 1995 cuando fue prometido en campaña por primera vez, pero siempre estuvo acompañdo de la contestación ciudadana. En 2005 se aprobó un estudio de viabilidad y en 2006 ya se aprobó el proyecto: inmediatamente, colectivos de la ciudad se unieron contra la idea que tampoco hizo gracias en Unesco.

 

Hay que recordar que en 2008 el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Patrimonio de la Humanidad (Icomos) ya alertó del incumplimiento de las normas fijadas por la Unesco para las ciudades declaradas patrimonio, y entre ellos citaba a Salamanca. Y que en julio de 2009 el Comité del Patrimonio Mundial instaba a abandonar los proyectos Huerto de Adoratrices y del parking de plaza de los Bandos "dado sus potenciales impactos negativos sobre el valor universal excepcional del bien patrimonio mundial". La Unesco procedía entonces a desautorizar el proyecto y avisaba del riesgo de perder la declaración de Ciudad Patrimonio.

 

El entonces alcalde decidió seguir adelante bajo este riesgo. En 2008 se adjudicó el contrato del parking y en 2009 se dieron licencias, pero en 2010 el proyecto quedó detenido ya conscientes de la amenaza de Unesco y ante la fuerza de las protestas ciudadanas. El actual alcalde decidió en 2012 enterrar la idea definitivamente, con el cambio del PGOU para prohibir cualquier aprovechamiento subterráneo. Pero ahora parece querer tener su propio capítulo sobre la plaza de Los Bandos y su valor patrimonial.

Noticias relacionadas