Mañueco mantendrá a Salamanca como única capital al margen de la ventanilla única empresarial

Alfonso Fernández Mañueco, durante la presentación de su programa.

El alcalde incluye en su programa la continuidad del servicio municipal que creó cuando decidió salirse de la Ventanilla Única Empresarial que impulsan Gobierno central, Junta y Cámara. Condena a los emprendedores a seguir duplicando gestiones para crear empresas y a pasar por un sistema municipal que está lejos de los resultados de la ventanilla oficial.

El alcalde y candidato del PP parece dispuesto a mantener una de sus prioridades de los últimos cuatro años: gobernar de espaldas a las organizaciones empresariales. Así se pone de manifiesto en una de las medidas de su recién presentado programa electoral, concretamente la segunda, en la que anuncia que mantendrá el servicio municipal de atención a empresas y emprendedores, el organismo propio que puso en marcha tras desvincularse de la Ventanilla Única Empresarial. Un anuncio que va a mantener a Salamanca como la única capital de provincia del país que desprecia participar en el sistema más exitoso de asesoramiento y creación de empresas, avalado por el Gobierno central y la Junta.

 

La decisión de Fernández Mañueco ha generado estupor entre los responsables del Gobierno, más todavía cuando se ha empeñado en seguir al margen de los cauces oficiales y hacer la competencia a la ventanilla única cuando se ha intentado sin éxito que reconsiderara su decisión, enmarcada en una estrategia de la que forma parte la negativa a apoyar los Viveros de empresa de la Cámara. La postura municipal cuenta con el rechazo de la oposición y todos los grupos políticos que se presentan a las municipales.

 

A finales de 2011, el Ayuntamiento de Salamanca decidió, por iniciativa del alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, y del concejal de Economía, Enrique Sánchez Guijo, romper la colaboración con la Cámara, la Junta y el Gobierno central en la Ventanilla Única. Por acuerdo entre estas instituciones, este servicio estaba instalado en la sede de la Cámara y allí se podían completar todos los trámites, sin necesidad de acudir a otros edificios. El Ayuntamiento decidió entonces que los funcionarios municipales que tramitan las licencias que dependen de la administración local abandonaran la sede de la Cámara.

 

Desde entonces, el Ayuntamiento se ha empeñado en mantener un sistema propio con discretos resultados y que ha funcionado con todo tipo de problemas, desde el desconocimiento de su existencia a unas cifras menores en gestión de iniciativas a su fracaso en la gestión telemática, donde los problemas por la falta de una aplicación informática lastraron durante meses su funcionamiento; a día de hoy, la ventanilla municipal no aparece en los listados de creación de empresas por vía telemática y la de la Cámara es la segunda de Castilla y León con 150 empresas creadas. Pero el más importante es que ha obligado a los emprendedores a duplicar sus gestiones y tener que peregrinar de ventanilla en ventanilla para crear empresas, cuando hasta 2011 se podían hacer todas las gestiones en un solo lugar.

 

Fernández Mañueco mantiene así para la próxima legislatura su empeño por no colaborar con la ventanilla única cuando está demostrado que no solo no redunda en buenos resultados en la creación de empresas, sino que va en contra de otras premisas establecidas por el Gobierno y asumidas por el Ayuntamiento y también en el nuevo programa del PP para las municipales, como agilizar los trámites administrativos. Y de nuevo da la espalda a las dos entidades que ostentan la representatividad de los empresarios, la patronal Confaes y la Cámara de Comercio.