Mañueco intenta salvar la legislatura con iniciativas 'prestadas' por el PSOE

El alcalde en la presentación del proyecto para la piscina de San José.

El proyecto para cubrir la piscina de San José es el último ejemplo de iniciativa del PSOE que el equipo de Gobierno rechaza primero para después hacerla suya. La rehabilitación de La Alamedilla, del puente Enrique Estevan, el aparcamiento de La Radio, las cornisas de la Plaza Mayor o el torreón de Los Anaya siguieron el mismo recorrido.

El equipo de Gobierno de Fernández Mañueco se está esmerando en las últimas semanas para adelantar algunas obras que le permitan ofrecer el cumplimiento de alguno de esos proyectos que ganan votos, que son todos aquellos que se materializan físicamente en forma de nuevas infraestructuras. Una manera de cumplir el programa, aunque en este caso más el ajeno, el del PSOE, que el propio. Y es que muchas de las medidas que se han puesto en marcha fueron primero propuestas de la oposición que, tras ser rechazadas por el equipo de Gobierno, se han presentado sin rubor como iniciativas propias.

 

Así ocurre con las piscinas de San José. Este miércoles el alcade Alfonso Fernández Mañueco ha anunciado el proyecto para cubrirlas y convertirlas en unas nuevas piscinas climatizadas de la ciudad. El alcalde lo ha presentado como una gran iniciativa para la ciudad, aunque el impulso partió de la oposición que durante los últimos años ha exigido que se incluyera en el genérico plan de mejora de las instalaciones deportivas que presentó en su programa el alcalde.

 

No es el único caso similar, ya que muchas de las obras iniciadas en las últimas semanas están en situaciones parecidas. Es el caso del parque de La Alamedilla, que está siendo reformado tras asumir el equipo de Gobierno una propuesta lanzada por el PSOE en enero de 2014 en paralelo con el debate del subterráneo de Comuneros. El arreglo del histórico parque, necesario dese hace años, estaba en el programa de Mañueco, pero nada se había movido hasta principios del año pasado. De hecho, la oposición propuso en diversas comisiones utilizar un fondo cercano al millón de euros de dinero de la Junta para ejecutar las obras; la respuesta en su día fue rechazar la obra alegando que esos fondos ya tenían destindo. En febrero el alcalde anunció la reforma por esa cantidad y en mayo presentó el proyecto.

 

En el mismo paquete estaba el aparcamiento en el solar próximo a la calle La Radio. Durante años se usó sin estar asfaltado mientras la oposición pedía una actuación para adecentarlo. En este caso, el movimiento definitivo fue la negativa de los vecinos a aceptar un parking bajo el primer tramo de Comuneros: la plataforma se preguntaba por qué no mejorar el solar como aparcamiento. En mayo de 2014, tras soportar varias semanas de concentraciones y un período de consultas en el que no convenció a nadie, el alcalde anunciaba la reforma del solar, recientemente finalizada.

 

Otro tanto ocurrió con la rehabilitación del puente Enrique Estevan. En septiembre de 2012 el PSOE pidió al equipo de Gobierno destinar dinero sobrante de la actuación en la Catedral a la rehabilitación del puente o en actuaciones en la ribera del Tormes y el arroyo del Zurguén. La respuesta fue la negativa para todos los proyectos por la falta de fondos. Meses después el Ayuntamiento lideró el proyecto para rehabilitar el histórico puente, que se licitó a principios de 2014 y cuyas obras empezaron el pasado verano.

 

En un caso similar está la ciudad deportiva de La Aldehuela. Cerrada durante años por los problemas con las empresas que, sucesivamente, se hicieron cargo de las obras, el PSOE exigió al equipo de Gobierno una apertura por fases como manera de devolver a los ciudadanos el disfrute de este espacio mientras duraban las obras. El PP llegó a rechazar esta propuesta en pleno para, el pasado verano, ver como las obras se paraban una vez más y acumulaban más meses de retraso. Antes, el alcalde se había comprometido a su apertura por fases, liberando varias instalaciones del cierre por obras; eso se hará en las próximas semanas tras el retraso en las actuaciones.

 

En materia de patrimonio, el PSOE pidió a finales de 2014 una actuación para frenar el deterioro que estaba sufriendo la Plaza Mayor de Salamanca y al que no se podía atajar porque no se aplicaba el plan de conservación. Los socialistas lamentaron entonces que muchas de las actuaciones comprometidas no habían llegado a ejecutarse. Fue casi dicho y hecho: en enero de 2015 el Ayuntamiento anunciaba una actuación en el conjunto de la balaustrada y pináculos de las cuatro fachadas, así como las espadañas de la Casa Consistorial y del Pabellón Real, la cornisa que recorre la plaza y las canaletas de poliéster situadas en el arranque de las cubiertas.

 

También ha ocurrido así con la torre de Los Anaya. El 10 de octubre de 2014 el PSOE llevaba a pleno una moción para actuar de inmediato en este edificio para evitar que su progresivo deterioro (sufre de filtraciones e inundaciones) lo dañara irreversiblemente. Y en pleno rechazó el PP esta moción: se limitó a decir que reforzaría el mantenimiento y que esperaba un proyecto de gran calado. Semanas después, se conocía un acuerdo entre Ayuntamiento y Diputación para mejorar su conservación.