Mañueco hereda una finca y un piso de 207 metros y declara más deudas

El alcalde de Salamanca cumple con su obligación de renovar su declaración de bienes: incluye nuevos inmuebles y una importante hipoteca.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha registrado en los últimos días una nueva declaración de bienes tanto en el Ayuntamiento como en las Cortes, donde lo hizo con fecha del pasado día 29 de febrero. Es la que TRIBUNA publica en esta misma información. El motivo es un cambio sustancial en sus datos económicos, que está obligado a comunicar, algo que no se hace con frecuencia y que se refleja en una nueva declaración.

 

 

La novedad es que, según los datos que se reflejan en la nueva declaración, el alcalde de Salamanca ha heredado... y tiene más deudas. En la relación de bienes inmuebles aparecen una parcela de 196 hectáreas en Villaverde de Íscar (Segovia) al que atribuye un valor catastral de 57.183,905 euros. Fernández Mañueco figura como propietario de un 3,125%.

 

Además, hay otra propiedad que ha engrosado el patrimonio del alcalde por herencia. Se trata de una vivienda en Salamanca de 207 metros cuadrados (no especifica la zona) que es, esta sí, íntegramente de su propiedad y que tiene un valor catastral de 87.569,065 euros. Es prácticamente el mismo valor catastral de su vivienda habituala, de 107 metros cuadrados, la que declara poseer al 50%, fechada en 1999 y con un valor de casi 90.000 euros.

 

Pero, además de estas dos propiedades, el alcalde recoge en su nueva declaración deudas, muchas más deudas. Según su declaración inicial de esta legislatura, registrada en junio de 2015, Fernández Mañueco tenía el capítulo de deudas a cero. Al menos, no reflejaba ninguna cantidad en ese apartado. No obstante, en la de 2011 sí reconocía tener pendientes 16.732,35 euros de un préstamo hipotecario para adquisición de vivienda habitual que, en su declaración de 2014, ya no aparecía.

 

Ahora, en su nueva declaración registrada hace unos días, paralelamente a la aparición de la finda y la vivienda que hereda, explicita una deuda de 274.004,60 euros. Según los originales entregados en Cortes y Ayuntamiento, corresponden con un préstamo hipotecario.

 

A ello hay que añadir los bienes que ya estaban en su declaración. Se trata de fondos, planes de pensiones, depósitos, seguros... por valor de unos 220.000 euros. Y una cuenta bancaria con un saldo de 9.291 euros.