Mañueco esperará a que la justicia actúe contra Ausbanc para sacarla de la lista de asociaciones

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, durante su intervención.

El alcalde insiste en no criminalizar a la asociación, pero la UDEF analiza ya los documentos encontrados en los registros de la sede de Ausbanc: si la organización está implicada, se suspenderán sus actividades.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha manifestado su intención de esperar a que la justicia actúe contra Ausbanc para proceder a su expulsión del registro municipal de asociaciones. Algo que podría estar más cerca de lo que parece porque ya se han iniciado las investigaciones para aclarar si el escándalo de extorsiones y amenazas a entidades bancarias es cosa de su presidente, Luis Pineda, o si implicaba a toda la organización. Frente a ello, el alcalde salmantino ha vuelto a resaltar que se ha detenido a una serie de personas, no a la organización.

 

Según medios nacionales, la Fiscalía de la Audiencia Nacional está a la espera de recibir los informes de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) sobre lo encontrado en los registros que se hicieron no sólo en el domicilio de Pineda, sino en la sede de Ausbanc, para decidir si pide al juez Santiago Pedraz la imputación y suspensión de actividades de la asociación de consumidores y también de Manos Limpias.

 

Los efectos de que los agentes se incautaron durante los registros en los domicilios de los detenidos y las respectivas sedes de las asociaciones que dirigen pueden ser determinantes para comprobar si existen indicios de que no sólo la cúpula, sino las propias organizaciones, estén implicadas en los delitos de extorsión, amenazas, pertenencia a organización criminal, estafa, administración desleal y fraude de las subvenciones que se imputan a Pineda, Bernad y al resto de investigados.

 

En caso de que se impute como personas jurídicas a Ausbanc y Manos Limpias, la única medida cautelar que cabría aplicar contra ellas es la suspensión de actividades de ambas.

 

 

LOS EMPLEADOS PIDEN DESBLOQUEAR LAS NÓMINAS

 

Los casi 200 empleados de Ausbanc que trabajan en toda España han mostrado este miércoles su "consternación" por la investigación abierta en torno a la asociación y han pedido desbloquear fondos de las cuentas embargadas para que puedan hacerse efectivos los salarios y los gastos "imprescindibles" para poder continuar con su labor profesional. 

 

Alrededor de dos centenares de personas trabajan para los servicios centrales y las más de 25 delegaciones que Ausbanc tiene en toda España (la delegación de Castilla y León está en Salamanca), realizando funciones de contabilidad, servicios jurídicos, redacción, publicidad, comunicación, asociados, distribución o recepción.

 

"Aunque asumimos la presunción de inocencia, somos totalmente ajenos a las acusaciones que se vierten sobre parte de la dirección de Ausbanc, por lo que rogamos que no se extiendan dichas valoraciones a los trabajadores, dado que se nos está haciendo un enorme daño a nuestra imagen personal y profesional", destacan.