Mañueco envía miles de cartas impresas a las empresas de Salamanca 8 días después de presumir de ahorrar 400.000 folios al año

El alcalde utiliza dinero público para su insostenible defensa del polígono industrial de Las Malotas, con un envío masivo de un folleto repleto de ataques contra Cámara y Confaes

El Ayuntamiento de Salamanca, con su alcalde Alfonso Fernández Mañueco a la cabeza ha emprendido una ofensiva para contrarrestar la oposición unánime del empresariado, los sindicatos y el resto de partidos políticos a su proyecto de financiar con dinero público un nuevo polígono industrial  de propiedad privada en el sector llamado Las Malotas.

 

Tras varias semanas en las que se ha negado a ofrecer información clarificadora acerca del  beneficio para los salmantinos de invertir 3,5 millones de euros en urbanizar unos terrenos privados, sosteniendo únicamente que se intentar “atraer empresas de índole tecnológica”, el broche final ha sido el envío de una carta de manera masiva a comercios y empresarios de la ciudad.

 

Tan sólo 8 días después de haber presumido en público de que la ‘Oficina sin Papeles’ del Ayuntamiento había conseguido un ahorro anual de 400.000 folios en el último año, el propio Fernández Mañueco ha encargado la impresión, franqueo y envío de miles de cartas (en algunas empresas se han recibido incluso cinco ejemplares para el mismo destinatario). TRIBUNA no puede informar de cuantas misivas se han impreso y cual es el coste para los salmantinos de esta acción municipal pues desde el Ayuntamiento no se ha querido facilitar esta información.

 

En la carta, en lugar de explicar porqué ha de comprometerse financiación pública en un proyecto privado con muy pocos visos de prosperar o resultar rentable, se dedica a cargar contra los representantes del empresariado local, Cámara y Confaes, a los que acusa de alentar una campaña “interesada y tendenciosa” de desprestigio contra este proyecto.

 

Que la oposición unánime al proyecto de un polígono industrial en Las Malotas con la que se ha encontrado Alfonso Fernández Mañueco no le ha sentado nada bien ya era un hecho contrastable, pues Cámara, Confaes, PSOE, EQUO, IU y otros colectivos y municipios limítrofes a Salamanca no han recibido ninguna explicación directa por su parte, y se ha limitado a seguir adelante con los trámites administrativos que podrían permitir que las obras se inicien en un periodo inferior a 6 meses.