Mañueco endosa a la oposición la solución al entuerto urbanístico de El Corte Inglés

El Corte Inglés

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco ha traspasado a la oposición el problema generado por miembros de su actual equipo de Gobierno: llama al diálogo para repartir la responsabilidad política de un desastre que no ha querido resolver.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha optado por convertir en una responsabilidad de toda la corporación lo que es un problema generado por el PP en el Ayuntamiento de Salamanca, y con participación de miembros del equipo de Gobierno actual. Así se ha puesto de manifiesto esta misma mañana, cuando el primer edil ha anunciado las medidas que va a tomar para intentar resolver la situación urbanística ilegal en la que, sobre el papel, se encuentra El Corte Inglés.

 

Convocada de urgencia durante la mañana, el alcalde ha comparecido para analizar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que ha desestimado el recurso presentado por el centro comercial contra la anulación de su licencia urbanística. Esta sentencia ratifica que el convenio que permitió la instalación de los grandes almacenes es ilegal y que la licencia que se otorgó en base a ese convenio también carece de validez.

 

La decisión la tomó hace unos años un equipo de Gobierno del PP con otro alcalde, Julián Lanzarote, pero el que actualmente comanda Mañueco comparte miembros, entre ellos, uno fundamental, el teniente de alcalde Fernando Rodríguez. A pesar de ello, la salida del alcalde supone que 'se quita del medio': ha decidido trasladar la responsabilidad de la solución que se determine a toda la corporación.

 

La intención de Mañueco es convocar el lunes una junta de portavoces e iniciar el diálogo con todas las fuerzas políticas y resolver las "dificultades urbanístico-legales" generadas por la anulación judicial del convenio y la licencia de construcción. De esta manera, el equipo de Gobierno reparte los posibles daños de no encontrar una salida a un problema generado por gobiernos de su partido en Salamanca y acentuado por su inacción durante su primer mandato. Esta parcelación de la cuota de responsabilidad llama mucho la atención cuando hace sólo unos meses reclamaba para sí el protagonismo de ser el alcalde y la libertad de liderar el Ayuntamiento como formación más votada.

 

 

NIEGA CONVERSACIONES CON EQUO

 

También llama la atención que, hace aproximadamente un año, tuviera en su mano una solución que no alcanzó cuando le correspondía y tenía mayoría absoluta, y de la que esta mañana se ha desmarcado por completo. La formación que sustenta las denuncias que han acabado con la anulación de licencias, Equo, lamentaba esta mañana que el alcalde rompiera las negociaciones que mantuvieron meses atrás para retirar la denuncia y evitar el problema que ahora es ya inevitable.

 

Sin embargo, el alcalde ha negado haber participado en negociación alguna. "Yo nunca he hablado con ningún representante de Equo sobre este asunto", ha asegurado el alcalde, que atribuyó al PSOE un papel de intermediación en conversaciones "más o menos informales".

Noticias relacionadas