Mañueco detalla proyectos ya conocidos y dedicará a deuda más de 10 millones de los 142 de presupuesto

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, durante su intervención.

El alcalde anuncia ante los medios las líneas generales del presupuesto minutos después de exponerlos a la oposición y detalla proyectos ya conocidos salvo la modernización del palacio de Congresos. Se compromete a que haya margen que los grupos de la oposición 'cuelen' proyectos de sus programas en los presupuestos municipales.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha terminado esta mañana su ronda de contactos inicial para elaborar lo que pretende sean unos presupuestos participativos, pero sin apenas detalles. El alcalde ha desgranado en una rueda de prensa las líneas generales de su planteamiento solo minutos después de acabar las reuniones con PSOE, Ciudadanos y Ganemos, encuentros en los que las cifras han brillado por su casi total ausencia.

 

En los encuentros, Fernández Mañueco ha estado asistido por Fernando Rodríguez y ha dado a conocer cuatro líneas generales de su proyecto de presupuestos sin apenas más concreción. De hecho, solo ha aportado dos cifras: el presupuesto final, de 142 millones de euros, y la amortización de deuda, una de las partidas más abultadas desde hace años y a la que destinarán unos 10 millones de euros para cumplir su compromiso de pagar 40 millones de deuda pendiente.

 

Mañueco ha presentado unas líneas generales organizadas en cuatro áreas: las prioridades en los presupuestos municipales para 2016 serán generar actividad económica y empleo, garantizar la mejor política social, convertir el río Tormes en un espacio de oportunidades y seguir mejorando la accesibilidad y movilidad sostenible en Salamanca.

 

Fuera de ahí, sólo un ramillete de propuestas concretas casi todas conocidas salvo que el alcalde haya decidido guardar sus cartas. Todavía no se puede hablar de una cifra concreta de inversión, que el año pasado se anunció de 18 millones de euros. Se ha hablado de los proyectos con la Escuela Industrial y Fecyt; de la promoción de Salamanca como ciudad de congresos, para lo cual se hará una modernización del Palacio de Congresos; de una nueva musealización para San Esteban; de los proyectos ya comprometidos en el palacio de Los Anaya, el pozo de las Nieves, San Polo y el cerro de San Vicente; de un nuevo programa complementario de servicios sociales, que es propuesta de Ciudadanos; de un plan de rehabilitación urbana; la reforma de la estación de buses; la ampliación el carril bici en la capital y hacia otras localidades; y el proyecto Tormes +. Es decir, prácticamente nada que no se conociera o no se hubiera propuesto.

 

A todo esto tendrán que decir sí o no los grupos de la oposición, a los que Mañueco no ha dado pie a propuestas, pero a los que ha ofrecido acuerdos totales o parciales para aprobar los presupuestos. Para ello, tras esta primera reunión en la que el diálogo ha sido casi unidireccional ("la reunión ha sido de explicar más que de debatir", ha reconocido), se abre un plazo hasta el próximo viernes, día 6 de noviembre, para que planteen propuestas los grupos de la oposición. A partir de ahí, se abrirá una negociación ya real, con cifras sobre la mesa, sobre inversiones y programas de gasto.

Noticias relacionadas