Mañueco dará sitio a la oposición en la Junta de Gobierno pero no concreta cuándo ni si tendrán voto

Fernández Mañueco

El alcalde anuncia que los tres grupos municipales de PSOE, Ganemos y C’s tendrán sendos representantes en la Junta de Gobierno, pero la mantendrá como órgano asesor propio: tendrán voz, pero no voto. Tampoco concreta cuándo se harán los cambios aunque su ‘socio’ le exige que sea en tres meses.

El cambio en la Junta de Gobierno, uno de los fundamentales para que Fernández Mañueco cumpla con su compromiso de abrir los resortes de gestión del Ayuntamiento a la oposición, va a empezar a operarse, pero no hay fechas concretas. Algo que puede generar alguna fricción entre el PP y la fuerza que ha permitido la investidura del actual alcalde ya que Ciudadanos quiere que el cambio sea realidad para septiembre.

 

En su primera rueda de prensa desde la noche electoral del 24 de mayo, Alfonso Fernández Mañueco no ha concretado los detalles de cuándo y con qué atribuciones entrarán los tres grupos municipales de la oposición en órganos de gobierno del Ayuntamiento y de fundaciones y sociedades dependientes. Tal y como le ha exigido C’s, la oposición tendrá entrada en órganos como el Patronato de Vivienda, el MercaSalamanca y las fundaciones municipales; en algunos de ellos ya estaba la única oposición hasta ahora, el PSOE, que se lo había tenido que ganar en los juzgados. Otra cosa es la operatividad de tener acceso a órganos como el patronato, que en ningún momento ha permitido conocer los detalles de la gestión que es lo que quería saber la oposición.

 

Algo parecido ocurre con la Junta de Gobierno. Mañueco ha recordado que es un órgano de asesoramiento al alcalde, algo parecido a un consejo de ministros, y que hasta ahora ha tenido presencia exclusiva del equipo de Gobierno del PP. En los últimos años el PP ha ido trasladando competencias del a la Junta de Gobierno donde estaba en solitario y decidía a puerta cerrada sin conocimiento de la oposición. Eso debe empezar a cambiar no solo por la exigencia de C’s, que le da el sillón de alcalde de nuevo, sino porque Mañueco ya no tiene mayoría y los grupos de la oposición podrían haberle obligado en todo caso. Según ha explicado Mañueco, dejarán de delegarse competencias del pleno en la Junta de Gobierno.

 

Sin embargo, no está claro que la presencia en la Junta de Gobierno vaya a ser operativa. En principio, los tres grupos tendrán un representante cada uno y el resto serán designados por el alcalde que está facultado para ello por reglamento. Sin embargo, Fernández Mañueco no ha aclarado en la rueda de prensa si tendrán voz y voto. No obstante, fuentes de TRIBUNA aseguran que el acuerdo contempla solo la presencia, con voz, pero sin voto. Una diferencia sustancial, al menos, hasta que todas las competencias hurtadas estos años regresen al pleno.

 

Tampoco ha concretado el cuándo, algo que para C’s sí es importante. Según el documento de acuerdos presentado a los medios por la formación ‘naranja’ Fernández Mañueco tiene tres meses para hacer el cambio en la Junta de Gobierno, y en el resto de órganos de gestión municipales y de C’s cuenta con que, para septiembre, ya se funcionará con el nuevo esquema sociedades y fundaciones. La candidatura municipal de de representación. Un incumplimiento en este aspecto puede ser el primer punto de fricción entre P