Mañueco congela el pacto por la vivienda que el PSOE le obligó a asumir

Alfonso Fernández Mañueco, alcalde de Salamanca.

Siete meses después del acuerdo entre todos los grupos de la corporación, el equipo de Gobierno no ha movido un dedo para cambiar las políticas de vivienda del Ayuntamiento. En su día, Mañueco tuvo que aceptar los términos propuestos por el PSOE.

El grupo municipal Socialista ha pedido hoy explicaciones sobre las razones por las que el equipo de gobierno municipal del PP, encabezado por Fernández Mañueco, no ha puesto en marcha ni una sola de las medidas acordadas en el Pacto municipal por la Vivienda de la ciudad de Salamanca, valorado como muy positivo por todas las fuerzas políticas y que, a día de hoy, más de siete meses después de ser acordado, permanece olvidado en algún cajón en la alcaldía del Consistorio salmantino. El PSOE propuso en octubre de 2015 un paquete de medidas que incluía cooperación entre instituciones o con el banco malo.

 

Esta actitud de ninguneo hacia la iniciativa del PSOE tiene una explicación. En febrero de este año el grupo socialista pilló con el pie cambiado a Fernández Mañueco en materia de vivienda con una propuesta para cambiar por completo la política municipal en esta materia. Mientras se ultimaba el acuerdo entre todos los grupos, el alcalde convocó una rueda de prensa para intentar atribuirse el mérito y, finalmente, convirtió el pacto en una mesa de negociación. Como la mayoría de las que ha abierto, como el diálogo social o el consejo de ciudad, ha quedado en el olvido.

 

El PSOE ha recordado hoy en la Comisión de Fomento y Patrimonio que el pasado mes de febrero dar el visto bueno al Pacto municipal por la Vivienda en la ciudad de Salamanca. Un pacto propuesto por el PSOE, al que se sumaban el resto de las fuerzas políticas con representación en el Pleno del Consistorio, y cuyo contenido estaba basado principalmente  en una iniciativa presentada por el Grupo Municipal Socialista en octubre del 2015. Iniciativa en respuesta a una demanda social muy presente en la ciudadanía salmantina y que pretendía  corregir y solucionar, objetivos que se mantienen, el problema de acceso a la vivienda en Salamanca, principalmente en personas, familias y colectivos con escasos recursos o en situación de dificultad.

 

El Grupo Socialista lamenta que la dejadez y la ineficacia del señor Mañueco y de su equipo de gobierno a la hora de gestionar la ciudad vuelva a tener consecuencias y perjuicios muy negativos para los salmantinos, que una vez más ven como desde el Ayuntamiento no se dan respuesta, o se aplazan, soluciones a problemas, como en este caso el del acceso a la vivienda, que padecen o sufren muchos salmantinos.

 

Los concejales socialistas consideran urgente poner en marcha este Pacto por la Vivienda, cuyo plazo de ejecución según lo acordado era de un año, y que tras varios meses de negociación iba a servir para poner en el centro de la gestión municipal el problema del acceso de los ciudadanos a la vivienda y para cambiar las políticas en este sentido adaptándolas a las necesidades. Pasados siete meses de ese primer año de ejecución, ni ha habido negociaciones ni se ha puesto en marcha el plan.

 

Un pacto que incluye decisiones que facilitan el alquiler social, que ponen a disposición de los que la necesiten todas las viviendas públicas de las administraciones para este fin, el alquiler social, y donde se establecen las bases para demandar a las entidades financieras y también al famoso banco malo que en la medida de lo posible las viviendas que a día de hoy estén desocupadas se pongan a disposición de las personas que peor lo están pasando. Medidas todas ellas que, a juicio de los socialistas, no pueden esperar más, y requieren una puesta en marcha inmediata

Documentos relacionados