Mañueco confía en que el “éxito” de la peatonalización de Azafranal se repita en Pozo Amarillo

Plaza de Santa Eulalia (Foto:F.Rivas)

Asegura que la restricción del tráfico ayuda a revitalizar la zona

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha mostrado su satisfacción por el “éxito” que ha supuesto la peatonalización de la calle Azafranal para los comerciantes de la zona y ha mostrado su deseo de que se repita con la ampliación a Plaza de Santa Eulalia y calle Pozo Amarillo.

 

Así lo ha manifestado durante su visita a Azafranal, para acompañar a los comerciantes de la calle en la inauguración de la exposición de tallas de madera del artista Agapito Pérez, que se puede ver en distintos escaparates comerciales.

 

Fernández Mañueco ha dicho que la limitación del tráfico rodado es “positiva” dentro del casco histórico porque “revitaliza el tejido comercial y de la hostelería”, a lo que ha sumado el trabajo de la asociación de comerciantes para realizar actividades que ayudan al tránsito de viandantes como la exposición recientemente inaugurada de tallas de madera.

 

Sobre la peatonalización de Azafranal, el presidente de la Asociación de Comerciantes de Azafranal, José Ángel Pereira, ha señalado que los comerciantes de la zona ven “más ambiente” y “un cambio de tendencia” desde que se impidiera el paso de vehículos.

 

En cuanto al proyecto de acondicionamiento de la Plaza de Santa Eulalia y las calles Pozo Amarillo y Deán Polo Benito, que dará paso a la peatonalización de la zona, ya cuenta con el visto bueno en el seno de la Comisión de Fomento.

  

El proyecto, que tiene un presupuesto base de licitación de más de 484.000 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses, cuenta con el respaldo del Ejecutivo municipal con la intención de que las obras comiencen “antes de verano”, y contempla la creación de nuevos espacios, aceras más amplias y zonas de descanso para el peatón, además de una reordenación del tráfico rodado.

 

CARACTERÍSTICAS

 

Entre las mejoras que se llevarán en la zona se encuentra la ampliación de la acera oeste de la calle Pozo Amarillo, así como la acera sur de Deán Polo Benito, y se incorporará la banda actual de aparcamiento.

 

Las nuevas aceras permitirán un mayor espacio para el peatón que se completará con la colocación de nuevo arbolado y mobiliario urbano, y se creará así “un corredor peatonal para las personas de Salamanca”, según han informado fuentes municipales.

 

En el caso de la plaza, se reordenarán las calzadas y se creará un carril doble de circulación que dará servicio al acceso exclusivo del aparcamiento subterráneo y otro para el tráfico de vehículos autorizados, tanto en dirección hacia Pozo Amarillo, como para Deán Polo Benito. Además, se creará un espacio de estacionamiento de vehículos para los establecimientos hosteleros.

 

El acondicionamiento de la zona conllevará una ampliación “importante” de la acera norte de la Plaza, donde se encuentra el hotel, así como en la oeste (prolongación de Azafranal), que se dotará también de arbolado y nuevo mobiliario urbano.

Noticias relacionadas