Mañueco cita a la oposición para hablar de los presupuestos sin avanzarles una sola cifra

Fernández Mañueco y el concejal Fernando Rodríguez.

El alcalde de Salamanca se ve esta mañana con PSOE, C's y Ganemos para escenificar su oferta de presupuestos dialogados, pero no les ha facilitado ni un solo dato de lo que pretende aprobar. La oposición teme que sea un 'paripé' y quieren verlo entero y con tiempo para dar más peso a las inveresiones y al empleo y menos al pago de deuda.

Los tres grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Salamanca están citados esta mañana sucesivamente, a las 9, 10 y 11 horas, para la ronda de contactos que les ofreció el pasado día 19 para 'templar gaitas' después de haberles retado a presentarle una moción de censura. La oferta está entre la estética y la necesidad, ya que Fernández Mañueco pretende pasar a una actitud más conciliadora, pero es que no tiene otra opción porque no puede aprobar el presupuesto en solitario.

 

Sin embargo, no parece que el contenido incluya una voluntad de diálogo completa. La cita, confirmada en las comisiones de martes y miércoles por parte de uno de los hombres fuertes del equipo de Gobierno, Fernando Rodríguez, no va a servir para discutir sobre las cifras del presupuesto, fundamentalmente, porque Mañueco no ha facilitado a los grupos de la oposición dato alguno de lo que les va a proponer. Ninguno de los grupos ha recibido documentación alguna con lo que se tendrán que limitar a escuchar lo que se les cuente.

 

Esta situación está muy lejos de lo que pretenden los tres grupos de la oposición.  Ciudadanos reclama consenso, diálogo y participación, y un hueco creíble para las propuestas que presenten. Ganemos cree que la oferta llega tarde y que no es posible una participación ciudadana. Y el PSOE es el más contundente: quiere espacio para las propuestas de su programa y para las iniciativas que han ido presentando en las últimas semanas.

 

El mismo día 20 de octubre el grupo municipal de Ciudadanos anunció que iba a mirar "con lupa" los próximos presupuestos municipales de los que dice "que de momento son los presupuestos del señor Mañueco, no unos presupuesto nacidos del dialogo y la participación como necesitan los salmantinos". El msmo día, Ganemos dijo desconocer "si el alcalde va a abrir una ronda para recoger propuestas o si sólo nos va a entregar un documento con el presupuesto que han decidido". Algo que se parece a la preparación de los encuentros de esta mañana.

 

 

POCO MARGEN DE MANIOBRA

 

Con estos antecedentes, parece que las posturas están muy lejanas y el plazo que queda por delante para la aprobación es exiguo. Ya se sabe que el proyecto de presupuestos no irá al próximo pleno del día 6 de noviembre, así que todo apunta a un pleno extraordinario y monográfico durante noviembre y una aprobación en alguno de los dos plenos ordinarios de diciembre. Un tiempo ajustado si lo que se pretende es escuchar a todos los grupos, y más si se necesita contentarlos para tener la aprobación de los presupuestos; "no queremos que se nos presenten los presupuestos definitivos a diez días del pleno", advierten fuentes de la oposición.

 

 

MENOS DINERO PARA DEUDA

 

La exigencia fundamental de los tres grupos de la oposición es poner fin a la obsesión municipal por amortizar deuda. En los últimos ejercicios han sido más de 36 los millones de euros destinados a este capítulo mientras las inversiones languidecían. Los grupos de la oposición quieren disponer de más dinero para reflotar los proyectos de ciudad.

 

Tampoco ayuda el hecho de que las ordenanzas fiscales ya están aprobadas. El propio concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez, admite que el documento con los impuestos, tasas y precios públicos para 2016 y el presupuesto municipal van de la mano: son los ingresos que van aparejados a los gastos que se van a hacer. Hace solo unos días que se aprobó definitivamente en pleno la nueva ordenanza a propuesta del PP y con el solo apoyo de Ciudadanos, así que no tiene vuelta atrás.