Mañueco anticipa la necesidad de colaborar entre mancomunidades

Ruta. El consejero de Interior y Justicia inaugura la residencia de ancianos de Zorita de la Frontera, la sede de la mancomunidad de Margañán y el nuevo Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte
Cecilia Hernández

Alfonso Fernández Mañueco, consejero de Interior y Justicia, pasó la mañana de ayer en tierras de la comarca de Peñaranda de Bracamonte inaugurando oficialmente tres instalaciones de distinta índole: una residencia de ancianos en Zorita de la Frontera, la sede de la Mancomunidad de Margañán y el nuevo Ayuntamiento de Peñaranda.

En las diversas comparecencias que se produjeron a lo largo de toda la mañana, Fernández Mañueco quiso alabar los beneficios del Pacto Local, acuerdo que ha permitido, gracias a la colaboración de la Junta de Castilla y León, diputaciones provinciales y ayuntamientos, que más de 117 millones de euros hayan llegado a los municipios, creándose empresas como la residencia de Zorita. Iniciativa que, además de prestar un servicio social muy demandado por los ciudadanos, ofrece salidas laborales a las personas desempleadas del ámbito rural. Además, el consejero anunció durante su visita a la Mancomunidad de Margañán, una próxima ayuda para el gasto corriente de los municipios y mancomunidades que va a rondar los 17 millones de euros. “No es una solución para el problema de esos gastos que asfixian los presupuestos municipales, pero es el principio”, dijo. Mañueco aprovechó esa visita para alabar la colaboración entre municipios que toma forma en las mancomunidades, aspecto fundamental, explicó, para dar buenos servicios a los ciudadanos. Incluso llegó a aventurar que en un futuro será necesaria la colaboración entre mancomunidades, para que los servicios sean menos costosos y más accesibles.

Residencia San Miguel
En Zorita de la Frontera, primera parada de la ruta de inauguraciones, Mañueco descubrió la placa que testimonia la puesta en marcha de la residencia de ancianos San Miguel, que ha supuesto diez años de esfuerzo y 261.500 euros de inversión, repartidos entre la Junta –96.500 euros–, la Diputación –85.200– y el Ayuntamiento de Zorita –79.800–. Con siete plazas, la residencia también funcionará como centro de día y asistencial para el resto de la población mayor del municipio. La residencia, adjudicada a la empresa Residencia de Cordovilla S. L., según publicaba ayer el BOP, sus precios oscilan entre los 635 y los 1.000 euros. El servicio de comedor es de 12 euros, 11 si se excluye el desayuno.

En Macotera se encuentra la nueva sede de la Mancomunidad de Municipios Margañán. El edificio, las antiguas casas de los maestros que, en principio estaban destinadas a convertirse en casa rural, ha sido cedido por el Ayuntamiento macoterano para alojar los servicios mancomunales. Entre las dos fases de obras, el presupuesto ha sumado casi 60.000 euros. La mancomunidad presta servicios administrativos, de recogida de basuras, reparaciones de obras, turismo y cultura y urbanismo en Macotera, Malpartida, Alaraz, Santiago de la Puebla, Tordillos y Salmoral.

Ayuntamiento funcional
El remodelado Ayuntamiento peñarandino causó asombro por sus líneas funcionales, modernas y luminosas diseñadas por el arquitecto Santos Plaza, que guió a las autoridades en la visita. Con una superficie construida de 1.098 metros cuadrados, 828 útiles, ha supuesto cinco años de gestiones y de esfuerzo así como una inversión de 1.330.784,97 euros, de los que 754.636, 68 corresponden a la subvención de la Junta, mientras que el resto ha sido aportado por el Ayuntamiento con fondos propios. Consta de tres plantas y de un amplio sótano en el que se han instalado los archivos municipales. Representantes de toda la sociedad peñarandina finalizaron con un vino de honor en la Cafetería Los Álamos.