Mañueco agota la paciencia de los sindicatos y le dan quince días para iniciar el diálogo social

José Luis Rivas (i) y Emilio Pérez (Foto: Félix Oliva)

Los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, exigen al alcalde "convocar de forma urgente e inmediata" la mesa del diálgo social en la que está Confaes.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha agotado la paciencia de los sindicatos que forman el diálogo social. Tras constituirlo a regañadientes el pasado mes de julio, el alcalde ha ido postergando toda reunión a pesar de que este órgano es el encargado de gestionar cientos de miles de euros que llegan de la Junta y el Estado para cuestiones como el empleo, la igualdad, la conciliación o la vivienda. Pese a ello, no ha vuelto a convocarlo a pesar de que lo comparte con los sindicatos CCOO y UGT y con la patronal Confaes.

 

Sin embargo, este bloqueo parece estar a punto de llegar a su fin. Los representantes provinciales de los dos grandes sindicatos, Emilio Pérez (CCOO) y José Luis Rivas (UGT) han conminado a Fernández Mañueco a convocar el diálogo social de manera inmediata y urgente. Y advierten que, si no lo hace, lo harán ellos mismos y la propia confederación ya que tienen la potestad de hacerlo, que no pertenece en exclusiva al alcalde en esta mesa de negociación.

 

El motivo de esta determinación son las constantes evasivas del alcalde. La última, su negativa a convocar la mesa a pesar de que, a principios de año, CCOO y UGT le enviaron una carta exigiéndolo. "Hemos sido pacientes y hemos entendido todos los acontecimientos de la ciudad", ha dicho Pérez en relación a la formación del nuevo Gobierno y el cambio de presidente en Confaes. Sin embargo, Pérez estima que ya es momento de recuperar el diálogo social, que Mañueco se negó a convocar en toda la pasada legislatura, porque tanto en el ayuntamiento como en la patronal la situación es ya la que se espera para los próximos años.

 

El otro motivo por el que urge convocar es que ya están empezando a repartirse los fondos del diálogo social. El pasado día 27 de enero la Junta llegó a un acuerdo con CCOO, UGT y la patronal Cecale a nivel Castilla y León para empezar a asignar fondos a diferentes programas de empleo, ayudas de emergencia, empleo joven, igualdad, conciliación, ayudas al alquiler, vivienda... ya que todos estos aspectos los abarca el diálogo social. En total, 700 millones de euros hasta 2020, 140 millones cada año, que se ejecutan a través de los diferentes programas con fondos que la Junta, y el Estado, conceden a ayuntamientos y diputaciones, y con los que se pagan buena parte de los programas que estas instituciones anuncian a bombo y platillo.

 

De entrada, y sólo para un capítulo de empleo, la Diputación ya tiene asignados 668.000 euros y el Ayuntamiento otros 555.000 para planes de empleo.