Mañueco abre la puerta para que el Ayuntamiento gaste 400.000 euros más en sus cargos políticos

El alcalde Mañueco, en el Ayuntamiento durante la rueda de prensa (Foto: I. C.)

La comisión de Hacienda estudia hoy una modificación del reglamento orgánico para permitir más dedicciones exclusivas y parciales entre los concejales y la contratación de más asesores para los grupos municipales. Su coste suma 420.000 euros extra y lo eleva hasta los dos millones anuales.

Los grupos municipales dispondrán de más presupuesto para, a cargo de las arcas públicas, pagar la dedicación de algunos de sus concejales y los sueldos de los puestos de asesores de los que disponen y que también paga el Ayuntamiento. Esto será posible gracias a la modificación del reglamento orgánico del consistorio, el texto por el que se rigen, entre otras, las cuestiones económicas que afectan a los partidos políticos con representación. En total, hasta 420.000 euros extra, que es el coste máximo que se calcula podrán tener las nuevas medidas y que estirará el volumen anual de las partidas que se consignan para pagar las dedicaciones exclusivas y los asesores hasta los dos millones de euros.

 

El aumento de gasto está avalado por la previsible aprobación el próximo viernes en el pleno de las modificaciones introducidas en el reglamento orgánico del Ayuntamiento. El proyecto con las nuevas medidas se trata esta mañana en la comisión de Hacienda y llega con cambios en dos capítulos: el número de dedicaciones exclusivas y parciales y el número de asesores de los grupos municipales. Según la documentación a la que ha tenido acceso TRIBUNA, el cambio supone que el número de dedicaciones exclusivas pasa de nueve a diez, una más; este régimen supone el pago de sueldo y cotizaciones a un concejal y que corren por cargo del Ayuntamiento. Su coste supone entre 40.000 y 60.000 euros anuales, según los casos.

 

Además, el cambio en el reglamento permite sumar hasta nueve dedicaciones parciales, que se retribuyen en el mismo régimen que las exclusivas, pero al 50%. Según el nuevo texto, a los grupos con hasta cuatro concejales le corresponde uno y otro más a los que tengan siete o más; el resto hasta ese máximo de nueve los designaría el alcalde. A estas dedicaciones se pueden acoger, según la nueva redacción del reglamento, prácticamente todos los concejales sin excepción, lo que abre la puerta a que alguno más acabe estando a sueldo del Ayuntamiento en esta modalidad. 

 

En cuanto a los asesores, hasta ahora se otorgaba uno por cada siete concejales o fracción igual o mayor a cuatro; esto dejaba en duda si grupos como Ciudadanos o Ganemos, que tienen cuatro, tienen derecho a un asesor, algo que ambos han estado reclamando internamente. Ahora el reglamento aclarará que los grupos que tengan entre dos y cinco concejales tendrán derecho a un asesor, habrá dos para los que tengan entre siete y doce y tres para los que tengan trece o más.

 

 

COSTE ECONÓMICO

 

Estas medidas tienen un coste económico ya que puede aumentar (y presumiblemente lo hará) el número de concejales que pueden cobrar del Ayuntamiento un sueldo y cotizaciones, ya sea en dedicación exclusiva al 100% o parcial al 50%. En el caso de las dedicaciones, el coste pasa de algo más de 660.000 euros a casi 960.000, unos 300.000 euros más que habrá que dotar.

 

En cuanto al coste de aumentar el número de asesores para los grupos políticos, su repercusión es de unos 120.000 euros según los datos recabados por TRIBUNA, ya que se pasa de algo más de 800.000 euros a más de 950.000 euros la cuantía de la partida que hay que dotar para cubrir este gasto. En total, casi dos millones de euros para estas dos cuestiones.

 

 

UN TEMA CON RANGO DE PRIORITARIO

 

La negociación para aumentar el número de asesores o dedicaciones exclusivas fue una de las primeras cuestiones que el grupo popular puso sobre la mesa a los tres grupos de la oposición nada más formar gobierno. De hecho, se ha estado negociando de manera permanente desde entonces, incluso después de que se firmaran los decretos con las dedicaciones exclusivas de los concejales y los nombramientos del personal de cada grupo a cargo del Ayuntamiento. El encargado de las conversaciones ha sido Fernando Rodríguez, que ha ido tanteando a todos los portavoces para conocer su postura con respecto a este aumento de gasto. El PSOE ha sido el único que ha mostrado su posición en contra de este cambio.

 

Paralelamente, tanto Ciudadanos como Ganemos han planteado dudas sobre la interpretación del reglamento orgánico, especialmente en el capítulo del número de asesores. Según la opinión de ambos, les correspondían sendos asesores, pero el literal del reglamento decía que se otorgaba uno "por cada siete concejales o fracción mayor o igual a cuatro". Ahora el texto se cambia por otro menos ambigüo que dice que a los grupos que reúnan entre dos y seis concejales les corresponde un asesor; C's y Ganemos tienen cuatro concejales y eran los principales afectados por las discrepancias de interpretación.

 

Ganemos ya mostró su intención de cubrir sus puestos de coordinador (tiene uno) o asesor (ahora que se les concede) por medio de un concurso público abierto a todos los empleados municipales. PSOE y Ciudadanos lo han hecho de manera interna, igual que el PP, que ha dado continuidad a su equipo.