Mañueco abre la carrera electoral: primera promesa, no subir el billete del bus

El alcalde, a su llegada a un acto sobre el bus urbano.

El alcalde de Salamanca anuncia que no subirá el precio del billete del bus urbano en 2015 y que la medida se mantendrá en 2016 si el PP vuelve a ganar la alcaldía. El Ayuntamiento está estudiando el resto de tasas e impuestos municipales por si procede extender la medida.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha abierto esta mañana, con cerca de un año de antelación, la carrera para las elecciones municipales de 2015 con un anuncio con sabor a promesa electoral. En un acto convocado en una parada del bus urbano cerca del Multiusos Sánchez Paraíso, el alcalde ha anunciado que las tarifas del bus no subirán en 2015 y que, si el PP sigue gobernando el Ayuntamiento, la medida se extenderá a 2016. Actualmente, el billete ordinario cuesta 1,05 euros, el bonobus ordinario 0,59 céntimos por viaje, el bonobus especial 3 céntimos por viaje y el abono mensual, 22,05 céntimos viaje.

 

Esta medida supone, en parte, la prórroga a una decisión ya tomada para este 2014, cuando se congeló el precio del billete ordinario y del bonobús especial. Ahora, el alcalde anuncia la congelación de todas las tarifas del bus urbano, que tendría que subir cerca de un 2% según el IPC de transportes. El año pasado el bus subió, salvo las tarifas indicadas, un 1,7%, como el resto de tasas e impuestos municipales, cuando el IPC de transportes era muy superior, un 4,5%.

 

Según el Ayuntamiento, el último IPC del transporte se ha situado en el 1,8% de subida, con lo que el ahorro para los ciudadanos sería cercano a ese 2%. No obstante, y según el INE, la variación en lo que va de año del IPC general en la provincia de Salamanca es del -0,5% y la variación interanual, de +0,4%; el IPC del transporte en la provincia es de -0,4 y 0,6, anual e interanual, respectivamente. Es decir, que la subida de precios en lo que va de año está en negativo y la interanual es muy débil, lo que supone que tasas, impuestos, sueldos... referenciados al IPC no variarán.

 

La medida persigue, según el Ayuntamiento de Salamanca, aliviar el coste del servicio a los ciudadanos que lo utilicen e incentivar el uso del transporte público, que ha venido perdiendo pasajeros en los últimos años. Según el alcalde, hasta mayo la cifra de usuarios es similar a la de los primeros cinco meses del año pasado. La congelación de precios es un intento por aumentar el número de usuarios y los ingresos por este concepto.

 

El anuncio se enmarca dentro de una serie de cambios que el Ayuntamiento de Salamanca va a introducir en el servicio del bus urbano y que no son sino algunas de las mejoras pactadas con la empresa concesionaria cuando, hace unos meses, renovó el contrato por doce años y un montante de 144 millones de euros. El alcalde ha anunciado la instalación de 40 nuevos paneles electrónicos para informar sobre el tiempo de espera del próximo bus en aquellas paradas donde están instalados, y la renovación de los 40 ya existentes, con lo que en total serán 80 las paradas que contarán con esta información.

 

Además, en otoño está previsto que se ponga en servicio una aplicación móvil que ofrece esta misma información. Además se incorporarán al servicio siete nuevos vehículos para actualizar la flota y se procederá a instalar red wi fi y pantallas en los propios autobuses.