Manjón pide un plan de reinserción para las víctimas y dice que el 60 por ciento de su asociación está en paro

Manjón critica el "injusto" reparto de subvenciones

La presidenta de la Asociación 11-M, Pilar Manjón, ha pedido un "plan de reinserción para las víctimas" en declaraciones en Cadena Ser recogidas por Europa Press, ya que le parece "injusto" que sí haya un plan para "los verdugos".

"Queremos un plan de reinserción de las víctimas. Nos parece injusto que haya un plan de reinserción de los verdugos mientras el 60 por ciento de los socios de nuestra asociación está parada, y muchos de ellos sin cobrar si quiera los 400 euros", ha manifestado, recalcando que las subvenciones para las víctimas de terrorismo han disminuido y que su "vida cotidiana" consiste, entre otras cosas, a "evitar desahucios".

Asimismo, ha explicado que uno de los dos locales de su asociación lo tiene que cerrar porque no pueden seguir manteniéndolo. "El año pasado dieron 4000 terapias psicológicas a víctimas de terrorismo, y lo tenemos que cerrar", ha puntualizado.

Manjón ha dicho además que mostró su reticencia a que el acto para recordar a las víctimas en el décimo aniversario de los atentados del 11 de marzo de 2004 fuera un acto "católico" porque su asociación es "aconfesional". "Insistí mucho en un acto civil", ha recalcado, precisando que al final, aunque "un poco tarde" se ha invitado a todas las confesiones de España.

Para Manjón, madre de uno de los 192 fallecidos en los atentados del 11 de marzo, "el 11 M es cada día", porque "no hay día que no te levantes sin esa pérdida vital". Asimismo, ha negado que les hayan pedido disculpas: "La gracia de Dios era para todos menos para mi hijo y para mí", ha detallado, para después añadir que "no les va a dar el placer de escuchar" que le han hecho daño.