Malestar entre los vecinos del Paseo de los Madroños por las obras de asfaltado

Denuncian la falta de rebajes en las aceras para mejorar la accesibilidad de personas con movilidad reducida en cruces, pasos de peatones y accesos a garajes.

Los vecinos del Paseo de los Madroños critican que no se hayan aprovechado las obras de asfaltado de la calle para rebajar el nivel de las aceras en puntos como pasos de cebra, cruces de calles aledañas y acceso a los garajes. Consideran no se ha tenido en cuenta a las personas con movilidad reducida, quienes se encuentran con dificultades para desplazarse y, en ocasiones, se ven obligados a invadir la calzada ante la imposibilidad de subir a las aceras. Así lo han hecho saber los vecinos con los que ha podido hablar TRIBUNA.

 

 

Los vecinos tampoco ven con buenos ojos las pequeñas rampas de brea que la empresa adjudicataria de las obras ha levantado en algunos puntos. La mayoría las ha calificado de "apaño" o solución improvisada y exigen que se realicen rebajes adecuados (con baldosas específicas), como los que ya existen en otros puntos de la calle.

 

Otros vecinos se mostraban molestos porque, afirman, el corte de tráfico impuesto por la Policía Local se prolongó hasta las 8 de la tarde del domingo, cuando las obras ya habían terminado el viernes a mediodía.

 

 

A pesar de esto, los vecinos del Paseo de los Madroños valoran positivamente el asfaltado de la calle que, consideran, estaba en mal estado. Grietas y socavones, recuerdan, suponían un riesgo para los viandantes y fueron responsables de varias caídas en los últimos meses.