Mala Juntera: "Somos el desahogo para el drama que vive España"

Ocurrió en Granada. Cuatro nombres del hip-hop patrio se juntaron durante cinco sesiones de estudio y acabaron revueltos en algo así como un supergrupo. Zatu (Sevilla, 1977), Hazhe (Zaragoza, 1980), Capaz (Uccle, Bélgica, 1974) y Acción Sánchez (Sevilla, 1977) salieron de aquellos encuentros con un disco, 'Cracks', y rebautizados como Mala Juntera.
MADRID/SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)



"Lo hemos hecho en cinco 'junteras' de estudio, una cosa muy familiar sin ningún tipo de pretensiones, así como nos apetecía: escribiendo sobre los ritmos que nos hacían los dos productores", explica Capaz.

"La motivación era divertirnos, juntarnos para hacer música", explica Zatu durante una entrevista con www.mainstreamycontracultura.com. La convivencia a lo largo de esos días fue, afirman, "esencial" para la forja de este álbum: se juntaban en el estudio, salían ritmos, escribían sobre ellos, los grababan.

"Queríamos hacer música sin miramientos. Esto no es un disco para tu drama personal ni para que te haga pensar en tu vida. Hemos hecho música para entretenerse", asegura Acción Sánchez.

"Si todo el mundo se queja nosotros no vamos a hacer más música para quejarnos más, esto es música para olvidar los dramas. Este disco es más un desahogo del drama que se vive en España a día de hoy", remata.

"En este disco no se puede juzgar por separado a SFDK, Hablando en Plata o a Hazhe, el peso se ha repartido y se ha ido pasando la pelota", señala Zatu, que dice haber llegado "a sitios" en sus canciones donde no habría llegado sin su acompañante. "Y viceversa".

"Me he ido a su terreno y el se ha venido al mío. Yo a su vacileo, él a volver a ladrar, que es el rap que a mi siempre me ha gustado", apostilla Capaz, que defiende también este disco como "un homenaje a los discos de hip-hop de toda la vida, al de los 90, que era un rap que no te daba la chapa y hacía canciones sencillas".

"También es verdad que la gente últimamente espera demasiado de las letras". A juicio de Capaz, el problema es que "en España la gente está desinformada y cree que el rap es dar mensaje política y no es así: es una música abierto y muy libre en la que cada uno puede hacer lo que quiera, igual que el rock, el blues o el country".

"Yo no sé quién se inventó eso de que el rap nació como algo político. El rap era una música de fiesta, divertida", añade Sánchez.

"En este disco no han entrado los egos porque fuera nunca han estado. No nos creemos superiores a nadie en la vida real, pero sobre un escenario, en mi papel, estoy haciendo deporte", explica el MC.

Cierra la charla Hazhe, hablando sobre el futuro de Mala Juntera y de los tres nombres que le acompañan en el proyecto: "La música no se puede dejar, cuando sientes este amor por esto no puedes vivir sin ella, es algo impensable".

Y aún añade Rafa Hernández, al más puro estilo Capaz: "Cuando haya otro rapero que sepa coger la claqueta a 76, 92 y 130bpm's como yo, me retiraré encantado, mientras tanto, me sentiré como que estoy empezando".