MĂĄs de 30 perros, dos milanos reales y seis busardos ratoneros mueren en una finca de la duquesa de Alba

El suceso de produjo el 29 de enero en el tĂŠrmino municipal de Larrodrigo

Mås de 30 perros que participaban en una cacería, dos milanos reales, seis busardos ratoneros y un cuervo han muerto tras ingerir veneno en el tÊrmino municipal de  Larrodrigo, según han informado a Europa Press fuentes del proyecto Life+ Veneno. En concreto, los animales fueron encontrados en una finca de mås de 2.500 hectåreas que pertenece a la duquesa de Alba, según ha podido saber este diario.

Los hechos sucedieron el pasado domingo 29 de enero, cuando una llamada al TelĂŠfono SOS Veneno alertĂł del envenenamiento de varios perros que participaban en una cacerĂ­a.

SegĂşn fuentes consultadas por este diario, se trata de una finca de grandes dimensiones donde en los aĂąos 80 la explotaban varios profesionales y vivĂ­an de ella varias familias, pero en la actualidad ya solo ha quedado, casi en su totalidad, para realizar cacerĂ­as. Precisamente en una de ellas es donde ha tenido lugar este suceso donde han muerto envenenados varias decenas de animales.

Pero curiosamente, y segĂşn fuentes consultadas por TRIBUNA, no es la primera vez que algo asĂ­ ocurre en esta finca propiedad de la duquesa de Alba, porque ya en los aĂąos 80 tambiĂŠn murieron varios animales por este motivo, hecho quen fue denunciado por vecinos del pueblo y profesionales del sector ante los organismos competentes, pero que cayĂł en saco roto.

El motivo de este envenamiento puede deberse al fomento de la caza o a venganzas entre gente que se dedica a este tipo de prĂĄcticas, segĂşn han denunciado fuentes consultadas por TRIBUNA. AdemĂĄs, esta finca, arrendada en la actualidad, tiene un proyecto de futuro que se basa en la creaciĂłn de un coto de caza mayor, que el hijo de la duquesa de Alba, Cayetano MartĂ­nez de Irujo, tiene en mente para realizar mĂĄs cacerĂ­as.

Este suceso ha dejado conmocionados a los vecinos de la localidad, que han querido dejar claro que ellos no tienen nada que ver con este hecho puesto que "no pisamos esa finca para nada", destacan.

Proyecto Life+Veneno

Miembros del proyecto Life+ Veneno avisaron a los agentes del Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca, que se personaron de inmediato en el lugar de los hechos y procedieron a la inspecciĂłn del terreno y la recogida de los animales muertos.

Junto con los dueĂąos de los perros afectados, peinaron la zona y encontraron gran cantidad de cebos envenenados repartidos por toda la finca y varios cadĂĄveres de especies protegidas, en concreto dos milanos reales, seis busardos ratoneros y un cuervo, informaron las mismas fuentes.

Fuentes del proyecto han seĂąalado que hechos como ĂŠste subrayan la utilidad del TelĂŠfono SOS Veneno, que permitiĂł el aviso "inmediato" de las autoridades, ya que en estos casos "es muy importante una actuaciĂłn rĂĄpida" para que permita que la investigaciĂłn se lleve a cabo de forma mĂĄs efectiva y la retirada del campo cebos y cadĂĄveres que podrĂ­an causar la muerte de muchos mĂĄs animales y suponer un riesgo para la salud pĂşblica.

El TelĂŠfono SOS Veneno es una lĂ­nea telefĂłnica gratuita de ĂĄmbito nacional (900 713 182) de asesoramiento y denuncia de casos de veneno en la naturaleza.

Por otro lado, en el marco del proyecto, los voluntarios de la Red de Voluntarios contra el Veneno de las provincias de Salamanca, Valladolid, Ávila y Segovia han sido movilizados para apoyar las actuaciones de las autoridades competentes y recabar información complementaria que pudiera ser útil para la investigación.

Cebos envenenados

El uso de cebos envenenados es un "mĂŠtodo masivo, no selectivo y cruento" de eliminar depredadores, que estĂĄ prohibido por la legislaciĂłn nacional y autonĂłmica y aparece tipificado como delito en el CĂłdigo Penal (Art. 336). El veneno en el campo supone un riesgo para la salud pĂşblica, para el medio ambiente y para nuestras mascotas.

El proyecto Life+ Veneno tiene como objetivo lograr una disminuciĂłn significativa del uso de veneno en EspaĂąa. Cuenta con un presupuesto de 1,6 millones de euros, de los cuales la ComisiĂłn Europea cofinancia el 40 por ciento y se desarrolla entre 2010 y 2014.

SEO/BirdLife, el Fondo para la ConservaciĂłn del Buitre Negro y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha son los beneficiarios del proyecto. Los cofinanciadores son el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, la FundaciĂłn Biodiversidad, el Cabildo de Fuerteventura, la Junta de AndalucĂ­a y el Gobierno de Cantabria. La Editorial AmĂŠrica IbĂŠrica colabora con el proyecto y otras doce comunidades autĂłnomas y un cabildo participan en diferentes acciones.

www.venenono.org

Mås información: JosÊ Manuel Tapia, Red de voluntarios SOS Veneno - Fondo para la Conservación del Buitre Negro (BVCF) Tel.: 971516620; Beatriz Sånchez, Proyecto Life + VENENO  - SEO/BirdLife Tel.: 914 340 910 / 616 583 486Olimpia García, Prensa de SEO/BirdLife. Tel.: 914 340 910