Luz verde para crear dos parques eólicos en Serradilla del Arroyo

Potencia. Cada uno contará con 25 aerogeneradores. Empleo. Durante la construcción de estos molinos de viento se crearán 85 puestos de trabajo por el plazo de un año. Alcalde. “El beneficio será para todos”
MONDRIÁN / DAVID RODRÍGUEZ

El Ayuntamiento de Serradilla del Arroyo ha visto por fin recompensados años de trabajo, en estrecha colaboración con Gamesa Energía, para la instalación de parques eólicos en este término municipal. El Boletín Oficial de Castilla y León publicaba en el día de ayer la resolución de la dirección general de prevención ambiental y ordenación del territorio de la Consejería de Medio Ambiente, con la declaración de impacto ambiental favorable.

Serán dos parques eólicos, cada uno con 25 aerogeneradores (los conocidos como molinos de viento), que reciben el nombre de Cabeza Gorda I y Cabeza Gorda II. La suma de las dos instalaciones abarcará cerca de 40 hectáreas del municipio de Serradilla del Arroyo. Algunos de los aerogeneradores estarán en el propio término municipal, y otros en la pedanía de Guadapero. Tendrán una altura de 78 metros, y las palas, un diámetro de 90 metros. Cada uno tendrá 2 megavatios de potencia. Como añadido, se ejecutarán más de 16 kilómetros de nuevos caminos y se acondicionarán otros 22.

En la resolución de la Junta se marcan varias modificaciones sobre el proyecto presentado, al estar cercanos los parques a varias zonas de especial protección para las aves, y a varios lugares de importancia comunitaria por contar con hábitats, y fauna y flora silvestres especiales. Así, las obras que se realicen deberán ser las imprescindibles, y que causen el menor impacto a personas, vegetación y fauna. Se deberá aprovechar al máximo los caminos o pistas ya existentes, evitando la construcción de nuevos. En materia hídrica, se construirán drenajes para evitar el incremento de sólidos en los cauces como producto de la erosión provocada por las obras.

Referente a los propios aerogeneradores, se suprimen algunos de ellos para mejorar la circulación de avifauna; y se reubican otros para evitar grandes movimientos de tierra y daños a la vegetación, y también para evitar que varios yacimientos se vean afectados. Además, se hará un seguimiento del comportamiento y uso del espacio de las aves, durante las obras y su posterior funcionamiento. Gamesa deberá emplear colores que tengan el menor impacto visual posible.

El alcalde de Serradilla, José Luis Gutiérrez, espera que “a finales de diciembre o principios de enero”, Gamesa Energía pueda proceder a la construcción de los aerogeneradores. Y es que antes de ese momento, Fomento debe autorizar la instalación en suelo rústico, lo que tardará cerca de 3 meses, y luego dentro del propio Ayuntamiento se deben seguir los plazos pertinentes. Una vez se inicie la construcción, se espera dar trabajo a 85 personas por el período de un año. Tendrán prioridad los desempleados de la zona, aunque por las características del proyecto, algunos de los contratados serán especialistas en esta materia llegados de fuera. Tal y como manifiesta José Luis Gutiérrez, tendrá un impacto claro en el sector restaurador, en hoteles y restaurantes del pueblo, con lo que “el beneficio será para todos”. Una vez construidos, habrá en torno a 10 puestos de trabajo específicos, de carácter fijo, por el período inicial de funcionamiento, que será de 30 años.