Luz verde a la reconstrucción definitiva de la pesquera de Tejares

La pesquera de Tejares con las catedrales al fondo. Foto: F. Oliva

El Ayuntamiento pide a la CHD que le ceda la titularidad de la pesquera para asegurar su conservación tal y como pedían vecinos, colectivos y la oposición. A cambio, pide a los denunciantes que retiren las acciones contra el parque de maquinaria.

El Ayuntamiento de Salamanca ha decidido reconstruir la pesquera de Tejares y ha iniciado los trámites para solicitar a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) la cesión de esta estructura para encargarse de su recuperación y mantenimiento. Esta decisión se ha tomado después de escuchar a las diferentes partes, analizar los informes técnicos, reunirse con la propia CHD en varias ocasiones e inspeccionar la zona afectada. Y es la que querían los grupos de la oposición, que habían abogado por mantener y recuperar esta construcción.

 

En los últimos meses, asociaciones y colectivos de la zona se han reunido entre ellos y con el consistorio, que ha hecho lo propio con la CHD y ha encargado informes municipales. Tras esta labor, el equipo de Gobierno espera que la decisión de reconstruir la pesquera sea la solución definitiva para esa zona del río tras el último derrumbe en septiembre del año pasado. En este tiempo, han surgido varias opciones como la del derribo que quería la CHD, su abandono en favor de una nueva pesquera que habría aparecido aguas arriba o la cambiante posición del equipo de Gobierno.

 

En febrero de este año, vecinos y ecologistas se negaban al derribo de la pesquera de Tejares y exigían su rehabilitación integral. De esta manera, se oponían al criterio mostrado por la CHD, que en un informe que exhibió el equipo de Gobierno en un pleno, abogaba por el derribo

 

Tras esta decisión, el Gobierno Municipal emplaza también a los colectivos que denunciaron el Parque de Limpieza construido en el solar de la antigua depurada de Huerta Otea a ser consecuentes y desistir de las acciones judiciales contra este proyecto. Una condición que tendrá que ser negociada porque los vecinos y colectivos ya han frenado varias veces el derribo, y su conservación no tiene que ver con el hecho de que el parque de maquinaria esté en zona inundable.

 

Esta decisión era la única posible por las peticiones de los vecinos y también por  el acuerdo adoptado en marzo de 2012 entre el Ayuntamiento y la Confederación Hidrográfica del Duero de mantener la pesquera de Tejares. El derribo de la pesquera de Tejares ya fue paralizado con sentencia en contra tras una denuncia de ecologistas y vecinos. Pero es que, además, la acción judicial también anuló el plan de protección del Río Tormes redactado en 2011 y que contemplaba el derribo. Ese revés obliga a proteger la pesquera y sus impulsores están dispuestos a hacerlo valer en cualquier momento.

Noticias relacionadas