'Luz verde' a la licencia de construcción del parking de Garrido

Aspecto actual del parque de Garrido, vallado para el inicio de las obras.

La comisión de urbanismo del Ayuntamiento de Salamanca ha dado el visto bueno a la concesión de la licencia y las obras ya pueden empezar; el PSOE pide que el nuevo parque infantil sea adecuado. Un pequeño grupo de opositores al parking se concentra en la Plaza Mayor.

La comisión de urbanismo del Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado hace unos minutos conceder la licencia de obra a la empresa adjudicataria del parking de Garrido. Este trámite supone que las obras de construcción del subterráneo ya pueden empezar a pesar de las protestas vecinales registradas en los últimos días una vez se supo que el proyecto había recibido la aprobación del pleno municipal.

 

La reunión de la comisión competente en la materia se ha celebrado esta mañana y ha registrado el acuerdo entre los dos grupos municipales, PP y PSOE, que ya votaron a favor en su día. El dictamen de la comisión será, por tanto, favorable a que se conceda la licencia de construcción a la empresa adjudicataria del proyecto, Santher. Durante el debate, el grupo municipal socialista ha introducido algunas peticiones que han sido escuchadas por el equipo de Gobierno. En lo fundamental, los concejales socialistas han pedido la máxima atención para que la actuación en el parque que incluye el proyecto en la superficie, y que suplirá al actual con la inclusión de algunos elementos, tenga las condiciones que se esperan de una zona verde.

 

Concentración de protesta, esta mañana en la Plaza Mayor.

 

Mientras se celebraba la reunión, un grupo formado por una decena de personas de la plataforma que se opone a la construcción del parking se ha concentrado en la Plaza Mayor para expresar su protesta, como están haciendo muchas tardes durante los últimos días en el barrio de Garrido. Los opositores consideran que el parking aumentará el tráfico y la polución y que las chimeneas de extracción de humos del subterráneo son perjudiciales para los usuarios del parking.

 

El aparcamiento es una de las reivindicaciones históricas del barrio de Garrido, que a pesar de estar densamente poblado no cuenta con aparcamientos suficientes. El proyecto prevé la construcción de tres plantas de sótano para albergar cerca de 800 plazas que parten de los 14.000 euros, sin IVA. Las obras podrán empezar en breve: en los últimos días la empresa ha procedido a vallar todo el perímetro afectado por la obra.