Luxemburgo y Austria se muestran dispuestos a relajar el secreto bancario

Luxemburgo y Austria, los dos únicos Estados miembros de la UE donde sigue vigente el secreto bancario, se han mostrado dispuestos en las últimas horas a mejorar el intercambio de información con el resto de Estados miembros debido a la creciente presión de la UE, tras el rescate de Chipre, para reforzar la lucha contra el fraude y la evasión fiscal.



BRUSELAS, 8 (EUROPA PRESS)



"Las medidas contra los paraísos fiscales y la evasión fiscal son la necesidad del momento", ha dicho el canciller austriaco, el socialista Werner Faymann, en una entrevista al periódico 'Die Presse'.

Faymann ha lamentado que se clasifique a Austria "erróneamente" junto a otros paraísos fiscales. "Sólo por eso, vamos a demostrar una voluntad de negociación", ha anunciado.

Esta opinión no es compartida por los conservadores austriacos, sus socios de coalición. Así, la ministra de Finanzas, Maria Fekter, ha vuelto a defender durante el fin de semana el secreto bancario por su "larga tradición" en Austria.

Por su parte, el ministro de Finanzas de Luxemburgo, Luc Frieden, ha negado que su país sea un "paraíso fiscal", ha rechazado cualquier paralelismo con la situación en Chipre, donde el desproporcionado tamaño del sector bancario ha sido una de las causas que han llevado al rescate, y se ha mostrado dispuesto a aumentar la transparencia.

"La tendencia internacional es ir hacia un intercambio automático de información sobre depósitos bancarios. Ya no nos oponemos estrictamente a esto", ha declarado en una entrevista al diario alemán 'Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung'. Frieden ha dicho que su intención es "reforzar la cooperación con las autoridades fiscales extranjeras".

"Celebro mucho la nueva apertura de Luxemburgo para el intercambio automático de información, incluso si ha tardado demasiado", ha señalado el comisario de Fiscalidad, Algirdas Semeta, en un comunicado. "Esto crea una gran oportunidad de lograr avances rápidos en la directiva de la UE sobre el ahorro, que es crucial para una mayor transparencia y una mano más dura contra los evasores fiscales", ha insistido.

"El foco está ahora sobre Austria. Si continúa resistiéndose a este inevitable progreso hacia esta mayor transparencia, se encontrará en una posición solitaria y bastante insostenible", ha avisado el comisario.

"La evasión fiscal no puede ser detenida sin una aplicación más fuerte, rápida y profunda del intercambio automático de información. Este es el estándar de la UE y el estándar que defendemos a nivel internacional", ha insistido Semeta.