Lumbersexuales: la tendencia sexual masculina que compite con los metrosexuales

El término 'lumbersexual' proviene de la palabra en inglés 'lumberjack' y podría traducirse como 'leñasexual', esa tendencia con la que hemos convivido desde hace tiempo y que ahora tiene etiqueta oficial.

Igual que los 'hipster', los 'gafapasta' o incluso los 'underground', la tendencia de los chicos al puro estilo desaliñado, con barba muy poblada, camisa de leñador y vaqueros gastados ya tiene nombre, y además es para muchos el antagonista de los metrosexuales, ese grupo de hombres que vive por y para su imagen en diferentes niveles y cuida de su aspecto con gran asiduidad.

 

 'Lumbersexual' es ahora un nuevo apodo para aquellos chicos que un día decidieron no peinarse más de la cuenta y que tienen cierta debilidad y conocimiento por la naturaleza y la comida casera, una serie de características que podrían no coordinar con demasiada eficacia con una actitud civilizada en algunos casos.

 

Esta 'nueva especie', como señalan algunos, pretende rescatar la masculinidad y tiene dos complementos muy aclamados: las botas de excursionista y las mochilas dignas de un buen explorador moderno, sin gran ostentación pero con el fin de la utilidad y no del adorno.

 

No gastan grandes cantidades de dinero en ropa ni en perfumes, y mucho menos en cremas y otros cuidados de higiene personal. Tal y como dirían en Argentina, se trata de "hombres que se la bancan", o dicho de otra manera, que triunfan allá donde van.

 

Otra de las características de este 'look de leñador' es el atractivo físico ya que, aunque sus adeptos no reparan en cuidados eso no significa que no tengan un aspecto atractivo.

 

Algunos famosos como Robert Pattinson o Ryan Gosling han adoptado esta tendencia y se han sumado a los 'lumbersexuales', ese grupo de chicos que aprecian antes una buena barbacoa y un buen vino que cualquier tipo de cocina moderna de estilo integral, o que mezclan estampados muy diferentes que algunos no se atreverían ni a catalogar.