Luis Milla: "Ahora me ha tocado vivir la otra cara del fútbol"

Luis Milla, con su padre y el doctor Guillén, antes de recibir el alta médica (Foto: Clínica Cemtro)

El jugador del CD Guijuelo se muestra animado y confiado en su recuperación pero sin ponerse fechas. “Solo quiero centrarme en ir paso a paso. No miro más allá y sé que tengo que tener mucha paciencia”.

En poco más de un mes había encandilado a equipo y afición con su juego, desparpajo y con su fútbol. No en vano, era el motor de un CD Guijuelo que ‘alucinaba’ con su madurez siendo tan joven. Pero, cosas del destino, y cuando mejor estaba y con una temporada ilusionante por delante, el fútbol le jugó una mala pasada: rotura del cruzado.

 

“La operación ha sido un éxito, la verdad pero ahora solo pienso en tener paciencia y en ir paso a paso. No pienso más allá”, reconoce el jugador del CD Guijuelo, Luis Milla.

 

Su plazo de recuperación, si todo va según lo previsto oscilará entre 6 y 7 meses y quizá pueda disputar la parte final de la temporada, “pero no pienso en eso, de verdad. Solo en seguir el proceso que me han marcado los doctores”, asegura.

 

Asimismo, reconoce que el momento de la lesión lo recuerda a la perfección. “Rápidamente supe que me había pasado algo grave y por eso llamé al médico enseguida. Sabía que me había roto el cruzado o algo similar. Lo noté al momento”, explica Milla.

 

Hasta el momento de su lesión, Luis Milla estaba siendo uno de los jugadores más destacados del equipo; no en vano, dos minutos antes del fatídico lance, había anotado el gol de la victoria del Guijuelo ante el Pontevedra en Copa del Rey.

 

“Sí, es cierto que estaba bien, disfrutaba en el campo y con los compañeros… porque podemos lograr algo bonito. Pero ahora toca vivir la otra cara del fútbol. Con paciencia seguro que me recupero a la perfección”, concluye Milla.

 

Así las cosas, el CD Guijuelo ha perdido a uno de sus guías en el centro del campo y ya había dejado huella dentro y fuera del mismo.