Luis Milla: "Ahora me duele todo menos la rodilla"

Luis Milla, con su 'amigo' inseparable: el balón (Foto: Chema Díez)

El jugador del CD Guijuelo encara la parte final de su recuperación con el único objetivo de ayudar al equipo antes de que concluya la temporada. No piensa en el futuro, solo en una rodilla que es la que medirá sus posibilidades.

Animado, con ilusión y con la fortaleza que le dan sus 21 años. Así encara el jugador del CD Guijuelo, Luis Milla, la parte final de una dura y siempre pesada recuperación tras romperse el cruzado hace ya demasiados meses, aunque reconoce que pese al día a día, lo peor ha pasado.

 

"La verdad es que pese a todo lo que he tenido que vivir, ahora miro atrás y parece que el tiempo ha pasado muy ràpido desde que me lesioné contra el Pontevedra. Tengo mucha ilusión por volver pero no quiero precipitarme". Al menos así lo ve el propio protagonista, un Luis Milla que quiere ayudar a sus compañeros en el terreno de juego.

 

"Quiero jugar antes de que termine la temporada y poder participar en la parte final. Tengo muchas ganas porque me veo bien. De hecho, ahora me duele todo menos la rodilla", asegura alguien que ha pasado los últimos cinco meses sin poder hacer lo que más le gusta.

 

Su proceso de recuperación ha sido "normal", pero Milla tiene ya la vista puesta en el 4 de abril, cuando pasará una revisión crucial para su futuro deportivo. "Todo dependerá de lo que me digan ese día, pero soy optimista. Ahora trabajo con Miguel Escalona en los entrenamientos fuera del grupo, pero a veces participo con ellos en algún rondo o como comodín", explica Milla.

 

(Fotos: Chema Díez)

 

"SI PODEMOS LUCHAR POR LA COPA LO HAREMOS"

 

Por su parte, en cuanto a los objetivos deportivos del club, reconoce que el bache de dos meses que pasó el equipo le ha lastrado de lograr meterse en un play off que parecíaasequible. "Bueno, eso ya pasó y es cierto que se generaron muchas expectativas, pero ahora debemos intentar ganar los máximos partidos posibles y si al final podemos luchar por la Copa, no tengo duda que lo haremos", explica.

 

Ver los 'toros desde la barrera' siempre es complicado, pero "siempre he apoyado a mis compañeros y sé que aunque las cosas no hayan salido lo han dado todo. Ahora, atravesamos una buena dinámica", señala.

 

 

Por último, sobre su futuro, no quiere oír hablar, al menos por el momento. "No me planteo nada porque no dependo de mí. Es mi rodilla la que tiene que hablar por mí y no sé cómo terminaré la temporada y en qué condiciones. Una vez que todo pase hablaré con el Alcorcón y el Guijuelo, no puedo decir más".

 

Lo cierto es que su inseparable 'amigo' ya disfruta de sus caricias. Luis Milla ha vuelto al balón... y al fútbol.