Los vinos con DO Castilla y León alcanzan un nuevo máximo de cuota en el mercado nacional del 20,9%

Rafael del Rey, Ángel García y María Jesús Pascual, antes de presentar los datos

En el exterior disminuye el volumen vendido pero continúa el crecimiento en términos de valor, del 1,3%, hasta los 135 millones.

El sector vitivinícola de Castilla y León continúa su proceso de expansión hasta convertir a la Comunidad en la única de España cuya cuota de mercado nacional no ha cesado de crecer desde 1995, hasta situarse en 2013 en el 20,9 por ciento, un 0,4 más que en 2012, mientras que en el exterior ha experimentado un descenso en volumen de ventas pero, en cambio, persiste su crecimiento en términos de valor, cifrado en casi 135 millones de euros.


Así se refleja en sendos estudios del comportamiento de los vinos de Castilla y León en los mercados nacional e internacional presentados hoy por la viceconsejera de Desarrollo Rural, María Jesús Pascual, en el transcurso de un acto en el que ha estado acompañada por representantes de la consultora Nielsen, Ángel García, y del Observatorio Español del Mercado del Vino, Rafael del Rey, así como de las principales Denominaciones de Origen de la Comunidad.

En el caso del estudio de Nielsen sobre el mercado doméstico, a partir de 3.100 consultas en establecimientos hosteleros, tiendas de alimentación tradicional e hipermercados y supermercados, los datos constatan que, en un contexto generalizado de descenso de ventas del vino del 2,4% tanto en el canal de alimentación como de hostelería, con 578 litros vendidos el pasado año en España frente a 594 en 2012, los caldos de calidad de Castilla y León bajo el cuño de una D.O. lograron un nuevo récord de cuota, del 20,9%.

La particularidad en esta ocasión, tal y como ha explicado María Jesús Pascual, es que el crecimiento del 0,4% de cuota respecto del ejercicio precedente obedece al tirón de los vinos de la D.O. Ribera del Duero, cuya cuota pasa del 9 al 9,5%, tomando así el relevo dejado en 2012 por los caldos de Rueda, ahora con una cuota del 8,7 frente al 8,8 anterior, así como también debido al ligero repunte de los amparados por Tierra de León, que pasan del 0,4 al 0,5.

La evolución de los vinos de la Comunidad en el ámbito nacional revelan que ésta gana terreno a otras tan potentes como La Rioja y Navarra, que pierden cuota en favor de la primera, y pasa a convertirse en la única cuya cuota ha mantenido una línea de crecimiento desde 1995. Además, las ventas de los vinos de calidad el pasado año se han incrementado en los canales de alimentación y de hostelería, hasta alcanzar una cuota del 16,8 y del 25,7%, respectivamente, así como en sus tres colores, blanco (36,8), rosado (13,7) y tinto (15,9).

El crecimiento se da en todas las zonas geográficas y tipos de establecimientos, si bien destaca la presencia de caldos castellanoleoneses en Madrid y en el noroeste del territorio nacional.

SALTO AL MERCADO INTERNACIONAL

Ante ello, la viceconsejera de Desarrollo Rural ha expresado su satisfacción y ha subrayado la importancia y pujanza de un sector con un valor económico de 738 millones de euros, casi 20.000 empleos, 16.000 viticultores, 575 bodegas y 234 millones invertidos entre 2007 y 2014, si bien ha advertido de que la caída del consumo de vino en España, con 21 litros por persona y año, muy lejos de los 45 y 40 de Francia y Portugal, respectivamente, obligan a realizar un gran esfuerzo para dar el salto definitivo al mercado internacional, "principal hándicap y asignatura pendiente".

En el exterior, Rafael del Rey, director del Observatorio Español del Mercado del Vino, sostiene que las bodegas de Castilla y León cuentan con un "gran potencial", como demostraría el hecho de que a lo largo de 2013, pese al descenso del volumen de ventas, en total 30 millones de litros vendidos, las exportaciones realizadas desde la Comunidad crecieron en valor un 1,3%, hasta alcanzar los casi 135 millones de euros.

Y es que los precios de los vinos de calidad la región en el mercado exterior, muy superiores a la media nacional, que se situaron en los 4,62 euros litro, aumentaron un 13,2 por ciento el pasado año y contribuyeron a compensar el descenso de ventas.

Así, Pascual ha insistido en la oportunidad que brinda al sector castellanoleonés el mercado exterior, al que actualmente destina el 25% de sus exportaciones, es decir, 134 de los 546 millones que factura, y por ello considera de vital importancia los cerca de 50 millones de euros consignados en el periodo 2009-2014 para programas de promoción en terceros países, de ellos 24,6 financiados con apoyo ppúblico

En la actualidad, los vinos con D.O. de Castilla y León representan el 9% del total de ventas de los caldos de calidad en España y el 5% en términos de valor, mientras que los destinos principales en el exterior de sus tintos y rosados, producto estrella, son Alemania, EE.UU, Países Bajos, Suiza y Reino Unido.