Los vecinos también se lo dejan claro a Mañueco: 'no' al parking en Comuneros

La mayoría de los asistentes rechazan, como ya hicieron los comerciantes, la construcción del subterráneo en el primer tramo de la avenida, pero Fernández Mañueco insiste en la ubicación.

La ronda de contactos que ha mantenido el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, con afectados, vecinos y comerciantes para explicar el proyecto de construir un parking bajo el primer tramo de la avenida de Comuneros ha terminado esta tarde del jueves con el rechazo unánime de los vecinos. Los asistentes convocados al encuentro (medio centenar se dieron cita), representantes de comunidades de la avenida, pero también de otras calles como paseo de la Estación o Alamedilla, salieron no obstante convencidos en su mayoría de que la decisión está tomada a pesar de que pocos fueron los argumentos esgrimidos por el alcalde que les convencieron.

 

El encuentro, que se inició pasadas las 17.30 horas, se prolongó hasta pasadas las ocho de la tarde y transcurrió en medio de un intenso debate en el que, según testimonios de los asistentes recogidos al término de la reunión por TRIBUNA de Salamanca, el alcalde dejó caer algunos detalles desconocidos.

 

En cuanto a lo fundamental, la mayoría rechazó el proyecto del parking. Y lo hizo con variados argumentos para responder a las bondades presentadas por Fernández Mañueco. Los principales motivos en contra, que no es necesario porque la mayoría de vecinos dispone de garajes y porque el proyecto incluye eliminar los pocos aparcamientos que hay en superficie; en este sentido, se expuso que hay otros parking cercanos que dan el servicio y que, además, no tienen gran afluencia. Según los asistentes, el alcalde llegó a reconocer que el de Reyes de España tiene su segunda planta vacía el 90% del año.

 

Por aquí se desmontó también el principal motivo que el alcalde aludió para construir el parking en Comuneros. Según los asistentes, aludió a motivos turísticos, pero algunos asistentes le criticaron "que hable de turistas y se olvide de los ciudadanos".  También consideran "desorbitado" el precio que se propone en alquiler, de 120 euros/mes, fuera de mercado para la zona según dicen y que imposibilita que los vecinos puedan plantearse aparcar en el subterráneo.

 

Los asistenes lamentaron también que el alcalde insistiera en descartar la ubicación del parking bajo el parque de La Alamedilla, su ubicación incialmente prevista, para lo que aludió el daño a los árboles; o que plantear también dudas sobre la actuación en el solar de calle la Radio, aunque en la reunión de ayer pareció asumir que se asfaltaría para facilitar su uso como aparcamiento en breve.

 

DAÑOS A LOS EDIFICIOS

 

Una de las principales dudas que traían muchos vecinos era la de los posibles daños a los edificios. Según varios asistentes consultados, se dieron razones técnicos y se aseguró que las obras no causarían daños en los edificios de viviendas. Sin embargo, no todo el mundo las tenía consigo, y el alcalde tuvo que comprometerse a hacer estudios geológicos que garantizaran la integridad de los edificios. Los vecinos echaron en falta, no obstante, compromisos claros para compensar económicamente los daños que se produjeran.

 

 

GUARDERÍA, CENTRO DE SALUD Y PABELLÓN

 

La reunión con los vecinos se prolongó por más tiempo del previsto y, cuando ya tenía que haber empezado el encuentro con responsables de la guardería, centro de salud y usuarios del pabellón deportivo, el alcalde todavía respondía al turno de preguntas de las comunidades de vecinos. A la convocatoria acudieron una quincena de personas del ANPA de la guardería, responsables del centro de salud y algún usario del pabellón. Ante la ausencia del alcalde, dirigió la reunión el concejal de Fomento, Manuel García Carbayo; acudieron también el concejal de deportes, Jorge Recio, y la de Cultura, Carmen Sánchez, y otros ediles ya presentes estos días en los otros encuentrosLa intención era explicar a los presentes las implicaciones del proyecto. En el caso de la guardería, que la obra afectará a parte del jardín, y para el centro de salud, los accesos previstos y otras medidas para no afectar al servicio.

Noticias relacionadas