Los vecinos exigen a Málaga que señale la gasolinera desde la A-50

 
Cecilia Hernández

La localidad de Ventosa del Río Almar recibió ayer la visita del subdelegado del Gobierno en la provincia, Jesús Málaga, quien conoció de primera mano las obras que se han realizado en el municipio con los fondos del Plan E del Ministerio de Administraciones Pública, que han sido la pavimentación de la ronda oeste y la dotación de mobiliario a una zona recreativa destinada a la tercera edad (24.247 euros).

En el transcurso del encuentro con los representantes del Gobierno local, el subdelegado escuchó los problemas en los que se encuentra la localidad del Ventosa del Río Almar por motivo de la completa puesta en funcionamiento de la autovía A-50. Málaga recibió la petición de que traslade al Ministerio de Fomento la necesidad de incluir a Ventosa como área de servicio en los paneles informativos de la autovía o, al menos, de señalizar la existencia de la gasolinera con la que cuenta la localidad.

Reducción del tráfico
Desde que la A-50 es una realidad, los ventosanos han visto considerablemente reducido el tráfico por su pueblo, lo que supone grandes pérdidas para los negocios de hostelería y servicios que, en cambio, antes se beneficiaban del continuo paso de automóviles por la Nacional 501. Según cálculos del Ministerio de Fomento, la A-50 absorbe el 93% del tráfico, dejando tan sólo el 7% restante para la 501, tratándose, en líneas generales, de desplazamientos cortos entre los municipios de la zona. Por eso mismo, Ventosa del Río Almar ha sido una de las localidades más perjudicadas por la, anhelada por otros, autovía A-50.

En otro orden de cosas, el subdelegado del Gobierno se desplazó también a las localidades de Alconada, Coca de Alba, Peñarandilla y Garcihernández para visitar de igual modo las obras acometidas con los fondos estatales para inversión local de 2009. Málaga alabó “la distribución equitativa de las ayudas del Gobierno estatal, frente al sesgo político de las ayudas de otras instituciones”, circunstancia que, según señaló, provoca las quejas de muchos alcaldes.

Con respecto a las obras concretas, hay que resaltar que en Alconada se ha llevado a cabo un taller artesanal para resguardar los aperos municipales por valor de 33.982 euros. Una infraestructura parecida, aunque de mayor tamaño, se ha construido en la localidad de Peñarandilla con los 44.389 euros concedidos por el Gobierno estatal.

En la última localidad visitada durante la mañana de ayer, Garcihernández, se ha procedido a rehabilitar el depósito de agua y a mejorar las redes de abastecimiento, así como a pavimentar la prolongación de la calle Escuelas. En total, Garcihernández ha recibido de los fondos del Plan E casi 100.000 euros. En el segundo Plan E, o Plan 5000, le corresponderán 59.000 euros que irán enteramente destinados a arreglar el sistema de redes y las llaves de paso del agua, confirmó el alcalde del municipio, Arturo Vicente.