Los vecinos de Santa Marta presentan 1030 firmas en contra del Crematorio

Aducen elevados riesgos medioambientales y la depreciación de las viviendas aledañas

Un grupo de vecinos de Santa Marta insisten en que continúan sin estar informados sobre "si el tanatorio será tanatorio-crematorio o simplemente tanatorio", y ese es, desde el principio, uno de los focos de su negativa al proyecto. Por este motivo, esta misma mañana presentarán en el Ayuntamiento de la localidad un total de 750 firmas recogidas entre sus convecinos en las que se adhieren a una solicitud de retirada de este proyecto.

Una de sus principales quejas es también "por las informaciones que el Ayuntamiento da a la prensa, ya que al contrario que en los informes del Ayuntamiento que han visto algunos vecinos, en los que se afirma el establecimiento será mixto, a los medios de comunicación se les han ocultado bastante"s detalles.

Aún es pronto para saber cual es la empresa que se encargará finalmente de la construcción del tanatorio-crematorio, pero sí se sabe que ya hay una que ha mostrado su intención de entrar en el concurso, según el colectivo, que ve en el horizonte intereses empresariales especulativos.

Tampoco se sabe aún cual será el resultado medioambiental de este proyecto en su entorno más inmediato, dado que en la parcela en la que pretende construirse no se ha hecho todavía un informe medio ambiental que le de luz verde, pero como afirma la portavoz de los vecinos, Elena Hernández, "el primer paso ya ha sido dado".

El impacto ambiental que puede tener, según las conclusiones extraídas por los vecinos en su investigación, se amplía a una larga lista de 'inconvenientes': "la quema de cadáveres y los gases que emite son muchos: monoxido de carbono, CO2, gases de efecto invernadero, particulas de materia por polución, nitrógeno, dioxido de sulfuro, plomo, mercurio. Con los muchos efectos adversos que esto supone", señala Elena Hernández, que explica también que estos gases "afectarían no sólo a la avenida en cuestión donde se encuentra la parcela, sino que incluye urbanizaciones colindantes como La Fontana, centros comerciales como El Tormes o Capuchinos, parques y huertos ecológicos a menos de veinte metros de distantcia". En total, según los cálculos del colectivo, "son unas 1.000 viviendas las afectadas". 

La primera informacion por parte de las autoridades fue el pasado 3 de julio, con una circular enviada a todas las casas de la zona en las que se adelantaban parte de los planes. Los vecinos se pusieron en contacto con las instituciones, que les razonaron los acontecimientos con motivos económicos (la renta de la instalación funeraria será de 7.500 euros al año para el Ayuntamiento por un terreno que hasta ahora estaba sin aprovechar). En principio el Ayuntamiento informa que la renta del terreno se hace por cincuenta años.

Los vecinos comprenden la situación económica del consistorio santamartino pero aún así entiende que "a largo plazo depreciará la zona que incluye viviendas y comercio". No obstante, desde hace un par de semanas se han movilizado y han creado una plataforma en contra de está construcción. En un principio han tratado de informarse sobre los efectos de este tipo de negocios, posteriormente se han puesto en contacto con las autoridades para reclamar, y a la vista de la poca respuesta han comenzado a reunirse todos los días a las 20:30 para organizarse y poner en común soluciones a este problema que afecta a toda la zona.

La portavoz y dos vecinos más, Jesús Santos y Rafael Ramos, comprometidos con la vecindad tratan de informar y han recogido las firmas que esta mañana entregan al Ayuntamiento. Como ellos mismos afirman, no se van a quedar parados y la recogida de firmas, carteles y reuniones seguirá hasta que encuentren soluciones. Piden que este tipo de instalaciones esté alejadas de los nucleos urbanos, más en concreto cerca del nuevo cementerio que están construyendo en Santa Marta. En el caso que no consigan su objetivo recalcan que tendrán que anteponer su salud por encima de su vivienda, y si fuera preciso mudarse del barrio.

Han pedido consejo a otras ciudades que han tenido casos similares -Écija, Alicante, Almeria- que han podido sacar adelante soluciones y los están ayudando e informando con estudios y documentación.

Para establecer contacto con otros vecinos la plataforma ha creado su propio blog: http://sincrematorio.blogspot.com.es/

Y también reciben consultas a través del mail: sincrematorio@gmail.com