Los vecinos de Garrido Sur comienzan a ver la luz

Con el asfaltado de Pedro Mendoza y Núùez de Balboa comienzan a recuperar la normalidad del tråfico rodado

Con el inicio del mes de enero comenzaron las obras de remodelaciĂłn de mĂĄs de una veintena de calles que comunican la avenida de Portugal con Los Ovalle y el paseo de la EstaciĂłn con el Greco.

 

Desde entonces, la vida de los salmantinos que viven en esta zona se ha complicado enormemente al no poder meter sus vehĂ­culos en los garajes de estas calles y no poder ni aparcar ni circular por ellas. AdemĂĄs de los lĂłgicos ruidos y suciedad que este tipo de obras generan.

 

El replanteamiento de todas las aceras de la zona, que han duplicado su anchura para cumplir la normativa, obligó ademås a suprimir cientos de plazas de aparcamiento en esta zona, dejando algunas de estas calles (como es el caso de Núùez de Balboa) sin ningún espacio reservado para que los coches estacionen por la propia estrechez de la vía salmantina.

 

Los Ovalle, calle que discurre paralela al paseo de la EstaciĂłn y que absorbe gran parte del trĂĄfico de la zona, ha permanecido cortada desde el mes de enero, aunque ahora mismo ya permite el paso hasta su cruce con Alfonso IX y el aparcamiento provisional en algunos tramos.

 

Sin embargo, con el asfaltado durante la jornada de ayer de las calles Núùez de Balboa y Pedro Mendoza, los vecinos del barrio han comenzado a ver la luz, ya que podrån comenzar a circular con mayor libertad y podrån utilizar de nuevo las plazas de aparcamiento de esta última, aunque se han reducido a la mitad.

 

El resto de calles afectadas por las obras de urbanización de la zona de Garrido Sur son: Juan de Argßelles, Vasco de Gama, Cortes de Cådiz, Valdivia, Pardo Bazån, Ávila, Torres Quevedo, Los Guerrilleros y Pereda, que junto a la creación de la glorieta que une el paseo de la Estación y la avenida de Portugal, las obras del colector que llegan pråcticamente hasta la plaza Espaùa y el desdoblamiento del túnel de la Televisión, cambiarån para siempre la cara de esta parte residencial de la ciudad, tan cercano al centro.