Los vándalos queman de madrugada cinco coches aparcados en la zona oeste

Los coches estacionados en la zona oeste de la capital salmantina fueron el objetivo escogido por los vándalos para divertirse a su manera en la madrugada del sábado al domingo.
E. S. C.

Hasta cinco vehículos fueron pasto del fuego en otras tantas vías y obligaron a los Bomberos a intervenir para sofocar las llamas. La primera de las llamadas recibidas por los efectivos del Parque municipal se registró a la 1.08 horas y en ella se alertaba de que un coche estaba ardiendo en la calle Curtidores, junto al paseo del Gran Capitán. Unas seis horas después, los bomberos recibieron varios avisos en menos de media hora que notificaban la acción de los gamberros en otras cuatro calles cercanas al barrio de Pizarrales. La primera llamada se registró a las 7.08 horas, alertando de un coche en llamas en la calle Peña de Francia. Siete minutos después, se producía otra informando de un suceso similar en la confluencia de las calles Linares y Ónice. A las 7.21 horas volvía a sonar el teléfono para avisar de un turismo en llamas en la calle Luis Sala Balust y a las 7.36 horas se hacía lo propio esta vez desde la calle Guijuelo. La Policía Nacional y la Local se personaron en todos los casos para investigar las causas de estos siniestros, aunque todo apunta a que los fuegos han sido intencionados.