Los usuarios se quedan sin la piscina de Garrido hasta la próxima semana porque falta una pieza

La piscina municipal de Garrido no podrá abrirse finalmente al público como estaba previsto debido a la reposición de una pieza en la caldera.

La empresa concesionaria ha confirmado que la caldera que calienta el vaso necesita una pieza que tardará tres días en llegar, lo que retrasará su arreglo durante unos días. La previsión es que la instalación municipal pueda abrirse a finales de esta semana si las condiciones de temperatura del vaso y del recinto son las adecuadas.

 

Para minimizar las molestias la empresa concesionaria de las piscinas está avisando a los usuarios de la avería y del cierre de la piscina a través de carteles informativos y correos electrónicos a los abonados, a los que confirmará, también a través de esta vía, la finalización de la reparación y la posterior apertura del recinto deportivo. 

 

Asimismo, el Ayuntamiento informa que una vez que se abra la piscina se recuperarán los cursos que se han tenido que suspender debido al cierre de la misma.

 

 

Noticias relacionadas