Los usuarios piden que la reforma de La Aldehuela se haga de forma escalonada

Los usuarios del recinto deportivo de La Aldehuela apuraban ayer las últimas horas para pasear o hacer ejercicio en las instalaciones antes de que hoy se cierren para iniciar una reforma que se prolongará durante 16 meses. La mayoría lamenta que se clausuren de un día para otro en lugar de hacerlo de forma escalonada tal y como aseguraron ayer a este periódico los más asiduos al recinto.
S. G. P.

“Con lo amplio que es el espacio se podría haber pensado en la posibilidad de hacerlo por fases en lugar de un cierre tan drástico”, explica a TRIBUNA un atleta federado que acude todos los días a entrenar a La Aldehuela. Al igual que muchos de sus compañeros asegura que en Salamanca “no hay otro espacio de estas características para venir a correr”. Además de ser el principal pulmón verde de la capital, dispone de todo lo necesario para practicar todo tipo de deportes, de ahí que muchos se sientan huérfanos con su cierre. Aunque en un principio la empresa concesionaria Trapsa había barajado ir por fases, ha primado la seguridad y el recinto se cerrará a cal y canto durante el año y cuatro meses que duren las obras.

Otra de las críticas de los usuarios es la falta de información. Mientras algunos aseguraban desconocer el cierre, otros decían que se habían enterado “de milagro por la prensa”. Lo cierto es que a pesar de que hoy se inician las obras ni un solo cartel anunciaba ayer el comienzo de las reformas. “Muchos vendrán y cuando vean el candado tendrán que dar media vuelta por no haberlo informado con tiempo”, critica un paseante, que recuerda que uno de los principales atractivos del espacio “es que se puede pasear respirando aire fresco y hay pocos sitios así en la ciudad”.

A mediados del mes pasado comenzaron los trabajos previos a la gran reforma con la poda y tala de la vegetación en la chopera, donde se ubicará la pista cubierta de atletismo, la primera de Castilla y León de estas características con un aforo para 2.000 espectadores. Esta instalación estará dotada de una cuerda de 200 metros, seis calles y otras ocho en su interior para carreras de velocidad, además de los pasillos para saltos de longitud y triple y espacios para altura, pértiga y lanzamiento de peso.

Al ambicioso proyecto que se quiere llevar a cabo nadie le ha puesto una pega. Si el espacio deportivo es ya uno de los preferidos por los salmantinos para practicar deporte, tras la reforma aumentará aún más el número de visitantes y es que la mejora de las instalaciones permitirá disfrutar de hasta 30 modalidades deportivas diferentes que van desde el atletismo al rugby pasando por la natación o el voleibol. Si el proyecto cumple las previsiones estará listo para abril de 2012 pero hasta entonces, y una vez entren las excavadoras en La Aldehuela, sus usuarios deberán buscar un lugar alternativo para hacer deporte. Salas Bajas se presenta para muchos como el lugar idóneo para hacer ejercicio pero temen que se llene demasiado, sin olvidar que son unas instalaciones destinadas a los universitarios. De momento, la empresa da comienzo hoy a las obras para convertir el espacio en la referencia deportiva de Salamanca.