Los usuarios del autobús en Salamanca, entre los que menos pagan de España

Vehículo del servicio del bus urbano, en la Gran Vía (Foto: Chema Díez)

Un bono de 50 viajes le cuesta a cada salmantino 21,7 euros al mes, con una subida del 13% en este mismo billete desde el año 2010.

Usar el autobús es un servicio apropiado para (casi) todos los bolsillos, o al menos eso es lo que indica un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que refleja que en la capital salmantina los viajeros pagan por un bono de 50 viajes (cada mes) 21,7 euros, siendo una de las que cuentan con menor nivel.

 

No obstante, los viajeros tienen que tener un dato en cuenta, y es que desde el año 2010 hasta la actualidad, el precio del billete normal de autobús ha subido la friolera de un 13 por ciento, y aun así, Salamanca se encuentra entre las capitales con un nivel más bajo.

 

De hecho, los madrileños son los usuarios que más pagan por el transporte urbano, 54,6 euros en el supuesto analizado (50 viajes al mes). Después de Madrid se sitúan ciudades de menor tamaño, como Vigo, Huesca, Alicante y La Coruña (40 euros), seguidas de otras como Valencia, San Sebastián, Málaga y Oviedo.

 

En el extremo opuesto están las ciudades más económicas detectadas en el estudio de la OCU, todas ellas castellanas: Zamora, Soria, Palencia, Salamanca, Ávila y Burgos, donde 50 viajes al mes pueden hacerse por menos de 23 euros. Sin duda, en estas ciudades se incentiva el uso del transporte público con unos precios asequibles para los usuarios.

 

DESCUENTOS Y OPCIONES ECONÓMICAS

 

Por su parte, los bonos o tarjetas monedero son la opción más interesante para los usuarios medios (50 viajes al mes). Pagando con estos bonos, el billete individual se abarata considerablemente, al reducirse de 1,13 euros a 0,7 euros por trayecto.

 

Muchas ciudades cuentan también con abonos personales que permiten un uso ilimitado durante un periodo de tiempo. Aunque en cada ciudad hay una estructura de tarifas diferente, esta opción suele estar destinada a usuarios intensivos.

 

El estudio de la OCU ha detectado 14 ciudades que ofrecen interesantes descuentos a desempleados o familias con bajos recursos: Sevilla, Málaga, Zaragoza, Salamanca, Badajoz, Lérida, Tarragona, Cáceres, Bilbao, Lugo, Pamplona, La Coruña y Vigo. Los descuentos varían y pueden aplicarse a bonos, tarjetas monedero y abonos.

 

De hecho, Salamanca cuenta con facilidades para personas con menos poder adquisitivo, estudiantes y para los jubilados.