Los ultras del Atlético tendrán que someterse a identificación con huella dactilar para acceder al Calderón

El club les citará para actualizar sus datos y alega que todos los equipos están obligados a hacer lo mismo.

Los miembros del Frente Atlético y demás seguidores del Atlético de Madrid que se ubican en la tradicional Grada Joven detrás de la portería del Fondo Sur del Vicente Calderón tendrán que someterse a una identificación biométrica a través de su huella dactilar para acceder al campo antes de cada partido, según ha informado el club a los seguidores rojiblancos que cuentan con su localidad en esa zona del estadio.


El anuncio al que tenido acceso Europa Press se enmarca en la campaña iniciada por el club hace pocos días para la renovación de abonos de cara a la próxima temporada 2015/2016. "Una vez hayas renovado, te enviaremos un correo electrónico para informarte de los días en los que deberás acudir a las oficinas del club, tanto para retirar tu carné de socio abonado como para actualizar y registrar tus datos personales necesarios (DNI, huella dactilar y fotografía)", dice el mensaje.

El club no oculta que estas medidas se incorporan para controlar mediante "identificación biométrica" la entrada al campo de las personas que integran lo que el mensaje llama "grada de animación". Y se basa en "la nueva normativa aprobada el pasado marzo por la Liga" y que "es de obligado cumplimiento para todos los clubes" que cuenten con grupos de animación.

TRAS LA MUERTE DEL ULTRA DEL DEPOR

De este modo, el club rojiblanco sigue aumentando las medidas de seguridad en ese punto concreto del estadio después de que el año pasado el consejero delegado y máximo accionista del club, Miguel Ángel Gil Marín, anunciase la expulsión del Frente Atlético del estadio tras el asesinato de un ultra del Deportivo de la Coruña en una multitudinaria pelea entre grupos radicales de ambos equipos.

En la práctica esta medida no ha evitado que los integrantes de este grupo radical sigan acudiendo a los partidos, pero sí ha supuesto la desaparición del fondo de la simbología oficial del Frente Atlético incluyendo la pancarta del grupo ultra, fundado en 1982. El club también clausuró un local con el que contaban los ultras dentro del estadio para dejar su material de animación (banderas de grandes dimensiones, bombos, megáfonos...). Ahora no pueden hacer uso de esos elementos.

Durante los primeros partidos después del anuncio de la expulsión del Frente Atlético, la seguridad privada de todo el estadio impedía incluso el acceso con bufandas o camisetas de este grupo ultra a cualquier seguidor, pero esta medida se levantó pasado un tiempo. Este año se han reforzado también los controles en las puertas que dan acceso al Fondo Sur, estableciendo un perímetro de seguridad más amplío y en el que los seguidores atléticos tenían que afrontar varios filtros de seguridad.

Aunque en la Grada Joven donde se ubica el Frente Atlético las localidades no son numeradas (los partidos los ven de pie los 90 minutos), los abonos son desde hace años personales e instransferibles y ya era obligatorio mostrar además otro documento acreditativo de ser el titular del carné, aunque no necesariamente el DNI.